Para los argentinos ganar el Mundial de Clubes es un sueño inalcanzable

A los equipos argentinos les entusiasma medirse en el Mundial de Clubes con los grandes de Europa. Pero las últimas ediciones muestran como se ha acrecentado la brecha entre los equipos del viejo continente y los sudamericanos. Ningún equipo argentino desde que la competición cambio de formato ha logrado imponerse en la final. Lo que hace que su participación obedezca más a una compensación económica por el premio que reciben los segundos de 4 millones de dólares, que a una posibilidad real de imponerse a los grandes equipos europeos campeones de la Champions League. De hecho, los tres equipos que llegaron a esa instancia, Estudiantes La Plata en 2009, San Lorenzo en 2014, y River en 2015 fueron superados por el Real Madrid y el Barcelona, mostrando la diferencia competitiva que hay en la actualidad entre los grandes equipos europeos y los sudamericanos.

Los clubes europeos lideran 7-4 el historial frente a los de Sudamérica. El Real Madrid derrotó a Gremio de Porto Alegre, el campeón de la Copa Libertadores, la última edición por 1 a 0; la tercera corona mundial del equipo merengue y la segunda consecutiva.

Los equipos argentinos nunca consiguieron coronarse con el formato de competición del Mundial de Clubes, que reemplazó a la Intercontinental. La última conquista fue de Boca Juniors, en la era de Carlos Bianchi como entrenador en el año 2000 frente al Real Madrid y en 2003 frente al Milán. A partir del año 2005, la competición cambió de formato, ya no se trató de una final única entre un equipo sudamericano y otro europeo sino de una competencia entre los campeones de las competiciones más importantes de cada continente más el anfitrión, y pasó a llamarse Mundial de Clubes.

Desde entonces ningún equipo argentino ha logrado imponerse a su rival europeo en la final. Y en dos oportunidades Lionel Messi ha sido también el verdugo de los equipos argentinos en la final de la competición. Al argentino lo sufrieron Estudiantes La Plata y River Plate.

El Estudiantes de La Plata de Alejandro Sabella se midió en la final del año 2009 con el Barcelona de Pep Guardiola, y cayó derrotado por 2-1 (goles de Mauro Boselli (E) y Pedro y Messi (B)). El San Lorenzo del Patón Bauza perdió 2-0 ante el Real Madrid, en la final del 2014 con goles de Ramos y Bale. Mientras que River Plate con Marcelo Gallardo en la conducción cayó 3-0 en la final del 2015 ante el Barcelona con goles de Messi y dos de Luis Suarez.

Hace tres años que un equipo argentino no gana la Copa Libertadores. En carrera en la definición de cuartos de final continúan compitiendo River, Independiente, Boca Juniors y Atlético Tucumán. Pero la definición final será recién el 28 de noviembre. Para todos esos equipos, la Libertadores es una obsesión. Y el Mundial de Clubes una meta casi inalcanzable por la disparidad económica y de jerarquía entre sus planteles, y en este caso, el del gran candidato a ganarlo nuevamente, el Real Madrid.

0 Comentarios

Normas Mostrar