Hamilton ejerce de campeón

Todo estaba listo para la gran fiesta roja. Raikkonen intratable en la calificación, Vettel ansioso por desquitarse en la carrera y un ambiente excepcional en Monza. El GP de Italia tenía a Ferrari como protagonista indiscutible y ni siquiera los todopoderosos Mercedes parecían capaces de amargarles la vida a los tifosi. Sin embargo, Hamilton se levantó dispuesto a intentarlo, a destrozar los pronósticos e incluso a desafiar a la lógica. Y cuando e británico ejerce del gran campeón que es, simplemente resulta imparable. Ya en la salida le echó en anzuelo a Vettel y el alemán picó como un novato. Un toque acababa con todas sus opciones de triunfo, mientras que su rival directo en el Mundial empezaba a rodar como una apisonadora para doblegar también a Raikkonen, encargado de defender el honor de Maranello.

La escudería de la estrella estuvo al nivel de su piloto en esta ocasión, ideando una estrategia que permitiría a Hamilton fulminar las ambiciones de Raikkonen. Claramente era el día de este binomio demoledor y los italianos se quedaban con las ganas. La remontada de Vettel minimizó los daños pero el liderato del inglés se ha consolidado donde no debía ocurrir, en casa del enemigo. Hamilton inspirado y al volante del que sigue siendo un gran monoplaza, por mucho que el Ferrari haya evolucionado, es casi imbatible. Su victoria supone un golpe a la moral de los aspirantes por donde, cuando y como llega, si Vettel ya sabía que no iba a ser fácil recuperar el trono que cedió en 2013 ahora tiene motivos para estar incluso más preocupado. Una de esas victorias que valen mucho más que los 25 puntos que suman.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© AS Mexico S.P.A.