La Alfaguara será una subida para medir las fuerzas

La Vuelta llegó a Alhaurín de la Torre, la última meta con final en Málaga. Un día en el que los velocistas querían asomarse por primera vez en esta edición. La etapa arrancó con un terreno exigente en el que inicialmente se formó una escapada con el nombre propio de Luis Ángel Maté. El marbellí continuó sumando puntos para una clasificación de la montaña que se ha convertido en su gran objetivo. En el sprint sorprendió el italiano Viviani, que venció con gran suficiencia. Al que no se le vio fue a un Peter Sagan que tarde o temprano aparecerá, sabiendo que el Mundial de Innsbruck presenta un terreno que se presupone muy duro para él y su temporada de triunfos acabará en esta Vuelta.

Este martes es la primera prueba de fuego para los grandes favoritos con la subida a la Sierra de La Alfaguara. Un terreno no excesivamente duro, pero sí lo suficientemente largo como para medir fuerzas y saber qué favoritos han venido a la Vuelta para ganar. Al nombre de Nairo Quintana se le deben sumar Valverde, Kwiatkowski, los dos mejores hasta el momento, y Aru, que se presupone como el máximo adversario del colombiano. También es un día propicio para medir a Mas, De la Cruz o Bilbao. Tres corredores jóvenes que deben demostrar definitivamente que son dignos sucesores de Contador y Purito.

0 Comentarios

Normas Mostrar