Teoría de la conspiración vs rutina

Saltaron las alarmas cuando un informante llamó a uno de esos periodistas que tiene amigos hasta en el infierno (mejor dicho, pocos amigos tiene fuera de allí) para explicarle que acababa de ver a Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG, y a Josep Maria Bartomeu, del Barcelona, entrando en el Hotel Fenix de Madrid. Así de entrada, no parece lo más sensato elegir como punto de encuentro un hotel en la Plaza Colón si ambos dirigentes quisieran pasar desapercibidos para cerrar algún fichaje, pero vamos, había que seguir la pista.

Y de nuevo la realidad (burocrática reunión de la ECA) nos demostró que las teorías conspiratorias que nos habíamos montado en torno a Rabiot, Dembélé o vaya a saber quién se iban por el sumidero de la rutina. O, esperen, quizás no. ¿Me podrían asegurar que no hablaron de fichajes aprovechando la reunión? Necesito vacaciones. Pero ya.

0 Comentarios

Normas Mostrar