Los del Milán son exigentes y los del Inter, pacientes

Fui un afortunado, jugué en Madrid, Milán e Inter. Curiosamente mi debut oficial con el Madrid fue ante el Atlético, en enero de 1997, en un partido memorable que ganamos 1-4 con el inolvidable quiebro de Raúl a López. Ya aquel día me di cuenta de lo difícil que era ganar en el Calderón, su curva es reconocida en el mundo entero…

Las dos aficiones de Milán son muy distintas entre sí. La del Milán siempre ha sido más exigente y estaba más acostumbrada a ganar, mientras que la del Inter era más condescendiente y aguantaba más. Los del Inter siempre han tenido más pasión por esa falta de títulos, mientras que los del Milán eran mucho más fríos porque los títulos les llegaban menos a menudo. Son parecidas a las aficiones del Bernabéu y el Calderón. El Bernabéu siempre ha sido un teatro y el Calderón, pura pasión. Digo Calderón porque fueron allí mis experiencias…

Berlusconi y Moratti se gastaban casi el mismo dinero en fichajes y siempre le rentaban más y mejor al Milán. En mi época reconozco que lo mejor para un profesional era que el Milán te fichara. En los últimos 25 años es verdad que el Milán ha ganado todo, pero eso cambió con el triplete que consiguió Mourinho con el Inter. Fue un punto de inflexión, un momento muy especial en el que el Inter se sintió importante, poderoso, capaz de jugar y luchar de tú a tú con cualquier equipo que se le pusiera por delante.

Este sábado estaré en Marbella e intentaré ver parte de los dos partidos. Mi corazón está en Italia, pero también en España, donde tengo casa, amigos y buenísimos recuerdos. Es impresionante vivir partidos así antes, durante y después. La previa durante la semana, el partido y el post. Nos encontrábamos todos en el Mesón Txistu, supongo que si vienen con tiempo, hoy la historia se repetirá…

Christian Panucci fue jugador del Milán, del Real Madrid y del Inter.

0 Comentarios

Normas Mostrar