La hegemonía del estilo de juego, el femenino de gira y el bidón

Hegemonía. La Selección femenina Sub-19 ganó anteayer su segundo Campeonato de Europa consecutivo. Venció a Alemania, la gran dominadora continental, y lo hizo en la segunda final consecutiva en poco más de dos meses tras derrotarlas también en la final del Sub-17. Dos títulos que convierten a España en la única selección en ganar el mismo año ambos campeonatos. Y mantener la hegemonía en Europa. Tanto la Sub-17 como la Sub-19 han jugado las últimas cinco finales europeas y son habituales entre las mejores del continente. Ahora toca el gran reto del Mundial. La Sub-20 tiene la oportunidad de agrandar la leyenda de esta Selección. Qué el ritmo no pare.

El estilo. Uno de los grandes secretos de la Selección es el estilo. Aquel tiqui-taca que llevó a La Roja a la cima del mundo en Sudáfrica, ahora lo ha hecho propio el femenino. Con Jorge Vilda a la cabeza, el lunes en el banquillo de la Sub-19 por circunstancias, la Selección ha aplicado el juego de toque desde la Sub-17 a la absoluta. Mismo esquema, mismas ideas y mismo estilo. El que lleva implantando Vilda desde que llegó a la Federación hace una década. Aprendió con su padre Ángel y no ha parado de cosechar éxitos: dos Europeos Sub-17, otros tantos Sub-19, tercero del Mundial Sub-17... Un estilo que hace que todos los equipos jueguen a lo mismo. Porque el trabajo de Toña Is y Pedro López en las inferiores es parte del éxito.

De gira. No era tan habitual que los equipos de la Liga Iberdrola hicieran pretemporadas con giras. Lo ha hecho el Barcelona, que, tras la polémica del viaje, ha llevado al femenino en primera clase y compartiendo actos. Además de jugar un partido en Estados Unidos. El Atlético también ha cruzado el Atlántico, a Colombia. Y España se ha volcado con torneos femeninos. Grandes equipos como el Fortuna, PSG o Everton jugarán en nuestro país. Uno de los torneos más prestigiosos del verano, el COTIF, ha elegido en femenino como cartel del torneo. Crecemos.

Con un bidón. El Estudiantes de la Plata femenino ganó la Copa de Plata en Argentina. Hasta ahí todo normal. Pero, cuando las jugadoras fueron a recibir la copa y vivir la ceremonia de campeonas, no había copa ni nadie de la AFA. Así que a falta de copa bien vale un bidón. Las futbolistas usaron el bidón de agua para alzarlo al cielo a modo de trofeo y sentir así el momento culmen que busca todo deportista al ganar un título. Igual el campeón de LaLiga se anima a imitarlas.

0 Comentarios

Normas Mostrar