NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Con Cristiano, el Calcio reclama su sitio

Actualizado a

El verano avanza despacio, sin más movimiento de impacto que el traslado de Cristiano del Madrid a la Juve. Guste más o menos la operación, el caso es que el último Balón de Oro (y quíntuple en su carrera) ya no está aquí. Y su salto al Calcio no es la única buena noticia para aquel campeonato, que otrora fue referente y ahora pretende volver a serlo. Hubo años en que todos los grandes (tiempos de Platini, Zico, Maradona, Gullit o Van Basten) pensaban que su carrera no era plena si no la ratificaban en Italia. Ahora, le presencia de Cristiano allí, como mascarón de proa de la Juve, parece despertar añoranzas. Y resulta que el Calcio está casi a la cabeza de las inversiones.

Siempre me ha llamado la atención el fútbol italiano como algo trascendente. Una vez le leí a alguien (siento no recordarlo) que los italianos viven la guerra como un juego y el fútbol como algo muy serio. No me extenderé en lo primero, supongo que todos estamos de acuerdo. Sobre lo segundo, he tendido a pensar que su fanatismo por el detalle, sea técnico, táctico o físico, terminó por resultar excesivo. El mejor fútbol se quedó en España, que no jugaba a eso, o se fue a Inglaterra o Francia, que no jugaban ni a una cosa ni a la contraria, pero que no eran países fanáticos de la severidad, como tampoco lo era Alemania. Italia se quedó en un rincón. Dejó de ser referente.

Incluso ha dejado de ir al Mundial, lo que en cierto modo la ha eximido de los papelones de otras, incluyo España. Y quien ganó, Francia, lo hizo con un fútbol cauteloso, como el que ya se predicaba en Coverciano tantos años atrás. Ahora, libres de culpa en un Mundial al que no acudieron pero que no contradice su prédica histórica, y reforzados por la llegada de Cristiano, los ‘calciómanos’ están de vuelta. El mercado, siempre referente, se pone de su parte. De momento, el Calcio se ha vuelto a mostrar muy activo y ha hecho la gran operación del verano. El hecho de que Cristiano esté allí supone un cambio en el delicado sistema de pesas y medidas.