Irmatov, árbitro que apunta a la final

Tenemos árbitro para el España-Marruecos, el uzbeko Ravshan Irmatov, el mismo que pitó el Argentina-Croacia. Para mí era el favorito para dirigir la final y veremos cómo va avanzando en el torneo. En su primera aparición estuvo bastante deficiente en el aspecto disciplinario, pero en todo momento por encima del partido demostrando que no es casualidad que esté en su tercer Mundial (Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018). Ya es el colegiado con más partidos en la Copa del Mundo, 10, por delante del mexicano Archundia, el uruguayo Larrionda y el francés Quiniou, con ocho. Ha sido galardonado como el mejor árbitro de la Confederación Asiática de Fútbol en 2008 y 2009. Por ahora, estamos viendo que los árbitros están siendo reacios a la hora de amonestar, han colocado el listón bastante alto en cuanto a las protestas y sobre todo a mostrar la primera amonestación. Esperemos que al terminar el partido de España hablemos de la clasificación y de los goles y nos olvidemos de todo lo demás. Desde aquí mucha suerte.