MUNDIAL 2018

Una historia y un homenaje de Clase Mundial en Rusia

Una historia y un homenaje de Clase Mundial en Rusia

Tomada del Clarín

El Mundial siempre es motivo de alegría y fiesta ligada al fútbol, pero para este aficionado se trató de cumplir el último sueño de su familia en suelo ruso.

En Rusia camina un grupo de aficionados mexicanos que quizá pasen desapercibidos por algunos, pero que el Clarín notó y convirtió en una bella historia, misma que es capaz de tocar los corazones del planeta entero. El medio deportivo argentino se acercó a Gilberto Martínez, quien como miles, viajó a la Copa del Mundo para vivir la fiesta del fútbol, pero que a diferencia de muchos, lo hizo a pesar del dolor y con la intención de llevar a cabo un homenaje llenó de amor. 

Fue el pasado 28 de abril cuando su esposa Verónica Raschiotto, nacida en Argentina, así como su hijo Diego de años y su pequeña Mía de 6 años, lamentablemente perdieron la vida en un accidente automovilístico, durante sus vacaciones por Estados Unidos, cuando Martínez no se encontraba con ellos. A pesar del dolor, el mexicano mostró toda su fortaleza y viajó a Rusia, como lo tenía planeado junto a su familia, pero ahora con el deseo de cumplir el sueño de los cuatro. 

Te podría interesar: Las estrellas del fútbol se cuelan en el museo

"Fue muy difícil llamar a la aerolínea y a los hoteles y pedir que cambien los nombres de los pasajes y reservas. Vinieron dos amigos en lugar de ellos. Uno, argentino. También usan estas camisetas para recordarlos. No se cambió nada del viaje, porque así lo quería Vero", confesó Martínez

Las playeras de la selección mexicana, se transformaron en su escudo para llevar a cabo el viaje, con el nombre de su esposa e hijos en la espalda y en el corazón. Sin embargo, a pesar de la compañía de sus amigos, el proceso, a pesar de ser necesario no fue fácil y el juego entre México y Alemania, fue quizá el más complicado de todos al caer en el día del padre. 

"El partido de México fue terrible. Día del Padre. Era muy difícil. Era el momento de llegar, de vivirlo, de pensar en ellos. Hubo momentos muy fuertes, el momento del gol, el himno, cuando termina el partido. Drené mucho y saqué mucho. Este es un viaje que cada momento tiene un recuerdo", aseguró el aficionado mexicano que recibió el apoyo de miles con un vídeo del partido publicado en redes sociales. 

Gilberto Martínez, Mundial 2018Gilberto Martínez, Mundial 2018

En el cuello, lleva las identificaciones entregadas por la organización del Mundial y que cuentan con el nombre y fotografía de Verónica, Diego y Mía, para así tener su compañía en cada partido y cumplirle el sueño a su hijo de ver a Lionel Messi en un Mundial y a quien espera poder contactar para que firme la playera de Diego: "Me encantaría que Messi firmara una camiseta para mi hijo acá. Estoy haciendo lo posible para llegar a él", explicó Martínez

La historia llegó hasta los oídos de la selección mexicana, más específicamente de Guillermo Ochoa, ya que Martínez tiene una amistad con el representante del guardameta azteca. Al enterarse, Memo envió un mensaje al fiel aficionado.

"Cuando yo estaba camino a la funeraria, me mandó un mensaje clave: Tu hijo va a ser un ángel que me ayude a volar". Detalle de Ochoa por el cual Martínez se encuentra eternamente agradecido: "Por eso quise venir, a regalarle los guantes que usaba mi hijo", aseguró, al tiempo que compartió el más reciente mensaje de una de las figuras del Tri, tras el encuentro contra Alemania: "Esto fue por tu familia", escribió Guillermo Ochoa. 

Gilberto Martínez llegó a Rusia con dos amigos y posiblemente un vacío en el corazón, pero regresará a México con el alma tranquila tras cumplir el sueño de su familia y encontrarse siempre acompañado por la familia del fútbol. 

0 Comentarios

Normas Mostrar