El único camino es seguir al detalle el ‘plan Queiroz’

En Irán se siguió con atención todo lo ocurrido en la Selección española en los días previos al comienzo del campeonato, con la destitución de Lopetegui y la llegada de Fernando Hierro al banquillo. Se tomó como un alivio, ya que en mi país se esperaba que eso pudiera distraer a los jugadores españoles. El principal motivo de la sorpresa por lo ocurrido, seguramente, sea la situación de la selección iraní, donde el liderazgo de Carlos Queiroz es incuestionable. Todos siguen su plan. Es el jefe y el único camino para tener alguna opción de pasar de fase en este Mundial es seguir al detalle la táctica marcada por el entrenador portugués.

Contra Marruecos, en el estreno en este torneo, se pudo comprobar la confianza que los futbolistas tienen en su técnico. Los primeros 15 minutos fueron desesperanzadores para Irán, ya que los marroquíes acumularon llegadas peligrosas con cierta facilidad. Nada que no esperase Queiroz. El técnico sabía que aguantar esa presión inicial sería clave para llevar el partido a lo que él había preparado: la desesperación del rival. Marruecos dominaba (terminó con el 65% de la posesión), pero con el paso de los minutos veía que sus ataques eran cada vez menos peligrosos. La defensa se fue convirtiendo en un auténtico muro. Y los jugadores de ataque dieron dos zarpazos. El primero, con un mano a mano que Azmoun no supo aprovechar en la primera parte. El segundo, y definitivo, con el tanto en el descuento. Un gol que hace que los jugadores crean aún más en su entrenador y que todo Irán siga soñando despierto…

Alireza Moharami es redactor de Tasnim News Agency

0 Comentarios

Normas Mostrar