GRUPO H | POLONIA 1-SENEGAL 2

Sigue el Mundial de las sorpresas: Senegal derrota a Polonia

Senegal derrotó a Polonia

EFE

La selección de Senegal dio una sorpresa más en el Mundial de Rusia 2018 al derrotar a Polonia, quien saltaba como favorita.

Moscú

Hoy más que nunca, el tamaño futbolístico se mide en la cancha. No en la historia, no en la estadística, no en ninguna otra parte. Sólo ahí, en ese rectángulo verde donde los considerados equipos “chicos” tienen siempre la oportunidad que les brinda la pelota. Este martes, una sorpresa más: Senegal derrota por 2-1 a Polonia, cabeza del Grupo H del Mundial de Rusia 2018.

El cuadro africano ha dado una de las grandes campanadas, justo en el encuentro que cierra la primera ronda de la fase inicial. Son los dos últimos equipos que entran en actividad. Y el Estadio Spartak, en Moscú, está repleto. Mayoría polaca, que impulsa de forma constante con cánticos. Los europeos son locales en la tribuna, pero en el césped, ese que siempre tiene la verdad del futbol, Senegal no se acompleja.

Y avisa pronto. Pelota filtrada para Mbaye Niang. Aficionados de pie. Pisa el área con tiempo. Pero el zurdazo resulta demasiado cruzado, al minuto 17. Senegal deja claro que jugar como “chico” no es precisamente su elección la tarde de este martes.

Sadio Mane, figura de Liverpool, es quien mueve los hilos en Senegal. Da pausa al juego. Entiende de tiempo y espacio. Es él quien toma el esférico y lo abre hacia la derecha para Idrissa Gueye, quien dispara sin pensarlo demasiado. En la trayectoria aparece la pierna de Thiago Cionek. El desvío deja sin oportunidad al arquero Wojciech Szczesny. Gol africano, al ‘37.

Para la parte complementaria, el cuadro polaco está obligado a adelantar líneas. Busca el empate que le devuelva tranquilidad. Tener el marcador en contra es incómodo para todo equipo. Robert Lewandowski prueba de larga distancia con un tiro libre qué pasa por encima de la barrera, pero el arquero Khadim Ndiaye vuela espectacular para desviar, al ‘50. Tan valioso como un gol.

Y entonces, el segundo error de la tarde. Costoso. Grzegorz Krychowiak retrasa la redonda con un trazo largo, el portero Szczesny sale precipitado. Falla monumental. Mbaye Niang acelera. Estira la pierna. Le gana al guardameta y enfila al arco desprotegido. Solo debe empujar el segundo tanto de Senegal. Al ‘60, los africanos se encaminan a la victoria.

Polonia aprieta sobre el final. El tiempo es poco, pero en una Copa del Mundo el peor pecado es morir de nada. Por eso, los europeos insisten. Tiro libre: servicio pasado, cabezazo cruzado de Grzegorz Krychowiak. A las redes. Gol que acerca, el 2-1 al minuto 85. Sin embargo, queda poco de partido. Y no es suficiente. El cabeza de serie ha caído. Una sorpresa más. Otro “chico” que reniega de su papel de simple participante. Senegal suma tres puntos de oro.

0 Comentarios

Normas Mostrar