Alejandro Gómez

As México

DINAMARCA VS MÉXICO

Tres minutos de pesadilla aniquilan a México en Dinamarca

Con goles de Poulsen y Eriksen, la Selección Mexicana cayó 2-0 en Copenhague en su último ensayo antes de encarar la Copa del Mundo de Rusia.

Copenhague

Es verdad que para el técnico el objetivo seguramente tiene que ver con algo muy distinto al resultado. Pero a ocho días de debutar en la Copa del Mundo, una derrota y, sobre todo, la forma, siembra más dudas de las ya existentes. Al Tricolor de Juan Carlos Osorio le han bastado tres minutos de pesadilla para derrumbarse. Derrota por 0-2 ante Dinamarca, en Copenhague, en el último amistoso antes de Rusia 2018.

La prueba final. Al parecer, el funcionamiento ya está definido: Juan Carlos Osorio tiene claro que ante Alemania parará con 4-3-3. Justo así salta el Tricolor al campo en Copenhague, para enfrentar a Dinamarca. ¿Qué puede experimentar entonces el técnico nacional? Nombres. Y además, ver a quienes vienen de lesión.

Héctor Moreno y Andrés Guardado acaban de recuperarse. Van de arranque en este duelo, a ocho días del debut mundialista frente a Alemania. El primero se nota falto de ritmo, incluso perdiendo pelotas comprometidas. El segundo se ve más entero en medio campo, prácticamente listo para ser titular en Rusia 2018.

México no la pasa bien en los primeros minutos. Apenas al arranque, un cabezazo de Nicolai Jorgensen pone a temblar a la zaga nacional. Se va por un costa. Después, las fallas de Moreno: pierde la primera pelota al ‘7, pero Carlos Salcedo salva al Tri con una barrida dentro del área; la segunda pifia ocurre al ‘12 y esta vez la jugada concluye con un servicio raso que Jorgensen remata y Guillermo Ochoa tapa con apuros.

En la tribuna, el cuadro azteca tiene apoyo. El grito de “México, México” explota constantemente. En el campo, la presión europea le hace mucho daño al Tricolor de Osorio. Ahora es Jonathan dos Santos quien pierde la redonda. Escapa Thomas Delaney, el arquero mexicano sale rápido y cuando el danés intenta pasarle la pelota por encima, Ochoa tapa a una mano. Se salva de nuevo el Tri, al ‘26.

Héctor Herrera, titular ante Dinamarca a solo minutos de que estallara el rumor de que podría abandonar al equipo, intenta para México: disparo potente, de lejos, que Kasper Schmeichel controla seguro, al ‘32 y tres minutos después, el futbolistas del Porto cobra un tiro libre por un costado.

Al juego le falta claridad, pero no intención. Christian Eriksen recorre hacia el centro, cambia de pierna con un recorte y mete un derechazo que hace volar a Guillermo Ochoa. Inalcanzable. Para fortuna del Tri, pasa por un lado, al ‘41. Un minuto después, Oribe Peralta responde con una volea que controla adecuadamente el guardameta danés.

Para la segunda parte, Juan Carlos Osorio decide probar a más gente y hace cambios. Mismo parado, diferentes nombres. El objetivo del juego, para el entrenador, es ese. Entran Rafael Márquez, Marco Fabián y Edson Álvarez. Más tarde van al campo Javier Hernández, Hirving Lozano y Miguel Layún. Un cabezazo de Hugo Ayala, en tiro de esquina al ‘56, termina en las redes, pero se había marcado previa falta. El grito de “sí se puede”, de más de dos mil mexicanos, aparece en el Estadio Brondby.

México se desmorona en apenas tres minutos. Yussuf Yuray Poulsen conduce y recorta de gran forma sobre Jesús Gallardo, por el costado derecho. En el movimiento, cambia de pierna y mete un zurdazo impresionante. La redonda lleva potencia y efecto endemoniado. Ochoa vuela solo para hacer más bella la estampa. Al ángulo. Golazo de Dinamarca, al ‘70.

El golpe anímico es duro. La desconcentración aparece. Algo imperdonable si ocurre en la Copa del Mundo. Saque de manos por el costado derecho, es profundo, a la espalda de Jesús Gallardo. Christian Eriksen entra al área. Patea fuerte, a primer poste. Guillermo Ochoa apenas manotea. Deja la sensación de que, al ser el remate a su poste, podía hacer más. Las redes se mueven nuevamente. La tribuna pintada de rojo explota. El 2-0 de Dinamarca, al ‘73.

No hay reacción del Tricolor. Tampoco claridad. Mucho menos conjunción para organizar ataques en los minutos finales. Tres minutos han sido suficientes para derrumbarse. Y a ocho días del debut en la Copa del Mundo, frente a la poderosa Alemania, la derrota por 2-0 siembra nuevas dudas. Como si no fuera suficiente con las que ya había.

0 Comentarios

Normas Mostrar