SUECIA | RIVAL DEL TRI

Ibrahimovic a Jimmy Kimmel: "Un Mundial sin mí, no sería un Mundial"


Nuevo billete de 200 pesos llegará en septiembre

Zlatan Ibrahimovic y Jimmy Kimmel
Especial

Una vez más, el astro sueco Zlatan Ibrahimovic da un aviso a la Selección Mexicana y los otros rivales del Grupo F, Alemania y Corea del Sur: Confirma que estará en el Mundial de Rusia 2018.

El futbolistas sueco, recién llegado al Galaxy de Los Angeles, confirmó su próxima estadía en la Copa del Mundo en el programa del presentador estadounidense Jimmy Kimmel.

Zlatan Ibrahimovic terminó de ganarse ayer al público estadounidense. El veterano delantero fue el invitado estrella del programa de Jimmy Kimmel en la cadena ABC y fiel a su estilo y personalidad ofreció una divertida entrevista en la que además confirmó lo que muchos estaban esperando de cara al Mundial: estará en Rusia este verano.

En uno de los momentos de la entrevista, Kimmel preguntó a Ibrahimovic por su participación en el Mundial de Rusia 2018 y cuestionó si lo haría con las botas de fútbol puestas. "Acabo de decir que voy al Mundial. Si digo más, la gente me colgará, así que tengo que tener cuidado con lo que estoy diciendo. Pero quiero decir que el Mundial sin mí no sería el Mundial", explicó el exjugador del FC Barcelona.

Hey @jimmykimmellive You're welcome

Una publicación compartida de Zlatan Ibrahimović (@iamzlatanibrahimovic) el

La entrevista estuvo cargada de todas esas frases que han hecho a Ibrahimovic un futbolista único, asegurando que aunque no es "el típico sueco" en referencia a su gran autoestima y confianza, puso "a Suecia en el mapa".

El regalo a Los Angeles

En cuanto a su experiencia en Los Angeles y su gol como debutante con la camiseta de los Galaxy, Ibrahimovic confesó que el tanto no tenía comparación con el resto de los que había marcado ya que "ha sido especial para Los Angeles".

"En Europa, el fútbol es enorme. Donde sea que he estado la gente se ha vuelto loca. Dijeron que en Los Angeles sería tranquilo y que podría caminar por las calles, pero luego no fue así. La culpa es mía por jugar como juego", confesó entre risas el delantero sueco.

Durante la entrevista, Kimmel preguntó a la nueva estrella de la MLS si el resto de compañeros de su equipo podrían sentirse preocupados por pasar a un segundo plano tras su llegada. "No. Yo les convierto en superestrellas, igual que hago contigo", le explicó al presentador. "Les hago grandes, no tienes que preocuparte".