Cuando Corea del Norte hizo historia con equipo de militares

100 HISTORIAS DE LA COPA DEL MUNDO | 18

Cuando Corea del Norte hizo historia con equipo de militares

El papel de Corea del Norte en Inglaterra 1966 fue épico. Un plantel sin experiencia profesional ni roce internacional, se ganó el respeto del mundo entero.

El papel de Corea del Norte en Inglaterra 1966 fue épico. Un plantel sin experiencia profesional ni roce internacional, se ganó el respeto del mundo entero.

Estados Unidos

La participación de Corea del Norte en el Mundial de Inglaterra 1966 jamás será olvidada. Desde antes de que arrancara la Copa del Mundo se esperaba un rotundo papelazo, pero no fue así. Los norcoreanos deslumbraron al mundo y gestaron una de las grandes sorpresas en la historia de las justas mundialistas. Un plantel conformado por militares de distintos rangos eliminó a la multicampeona Italia y obtuvo su mejor resultado en los mundiales. La historia se escribió de la siguiente manera.

El Jefe de Estado de Corea del Norte en aquél momento, Kim Il-sung, fue el encargado de elegir, prácticamente a dedazo, a los "futbolistas" que los representaría en la Copa del Mundo de Inglaterra 1966. La curiosidad fue que ninguno de ellos era, ni cerca, un atleta profesional, sino que su profesión estaba dentro de la milicia oriental. El único objetivo que les fue encargado era el de no hacer el ridículo y regalarle una pequeña alegría a su pueblo, cosa que se antojaba complicada ya que les tocó compartir grupo con la extinta Unión Soviética (URSS), Chile e Italia.

Su debut fue ante los rusos, y como se esperaba, cayeron por goleada de 3-0. El segundo encuentro fue contra los andinos, a los que lograron sacarles el empate a un gol, lo que significaba jugársela todo por el todo contra los italianos en el último partido. El 19 de julio de 1966 se consumó una de las grandes sorpresas de la historia de los mundiales, incluso por muchos periodistas, la mayor de todos los tiempos.

Histórica victoria contra Italia 

El plantel italiano, que en ese momento contaba con figuras mundiales como Sandro Mazzola, Gianni Rivera y Giacinto Facchetti, entre otros, pensaba pasarle por encima a los orientales, pero no esperaba encontrarse a un equipo que nunca dejó de correr y creer.

Por la lesión de Giacomo Bulgarelli a los 35 minutos del primer tiempo, los europeos jugaron por más de 55 minutos con un jugador menos, y eso terminó costándoles. Las figuras del encuentro fueron el arquero más joven de todos los tiempos en jugar un partido de la Copa del Mundo, Li Chan Myong de tan solo 19 años, y el autor del único gol, Doo Ik Pak, quien era un dentista de profesión y sargento del ejército nacional.

El estadio Ayresome Park de Middlesbrough fue sede de una de las mayores proezas no solo del fútbol sino del deporte, la eliminación de la favorita Italia y el pase a los cuartos de final de Corea del Norte por primera vez en su historia futbolística, aunque no exento de polémica. Según los propios italianos, los norcoreanos se aprovecharon del parecido físico de sus jugadores para realizar 11 cambios en el entre tiempo y salir para la segunda mitad completamente frescos física y mentalmente. Este rumor jamás se pudo comprobar pero quedó ahí para los libros de anécdotas de las Copas del Mundo.

Épica derrota frente a la Portugal de Eusébio

Ahora Goodison Park fue la sede del partido que nadie esperó. Corea del Norte contra la poderosa Portugal de la Pantera Negra. El cuento de hadas tenía tintes de seguir para los asiáticos. Apenas a los 25 minutos del partido ya estaban al frente por un contundente 3 a 0, pero la Eusébio se encargó de gestar una épica remontada. El histórico delantero del Benfica anotó cuatro goles en 65 minutos y su compañero José Augusto liquidó con un tanto de penal para finiquitar el partido por 5 a 3.

Los norcoreanos se fueron de regreso a casa con la manos vacías pero con el respeto del mundo entero. Los jugadores de Corea del Norte fueron recibidos como auténticos héroes en su país. Cumplieron con creces el objetivo que les impuso Kim Il-sung y el Jefe de Estado incluso los recompensó con un ascenso en sus rangos militares.

Hasta la fecha no se recuerda una mayor sorpresa en la historia de los mundiales y es por eso que la participación de los norcoreanos en Inglaterra 1966 quedará en la memoria todos, pero aún más en la de los italianos.

0 Comentarios

Normas Mostrar