Y el once de Montella explotó...

Tenía que llegar el día y tuvo que ser ante el Atlético de Madrid. El once tipo de Montella no dio para más tras la batalla ante el United del miércoles pasado y a la media hora entregó las armas. Fue de la forma más inesperada puesto que Banega, ver para creer, se equivocó. Quizás tuvo algo que ver que el argentino esté agotado mentalmente, puesto que todo el fútbol del Sevilla pasa por sus botas. Normalmente es para bien, pero anoche su insistencia en pedirla siempre provocó que lo hiciera donde nunca se debe perder un balón. Y lo regaló. Ahí el Sevilla perdió el norte tras un inicio en el que se pudo poner por delante a los tres minutos pero, una vez más, Muriel falló una ocasión clarísima. Se le hizo de noche, como a todos sus compañeros conforme avanzó el primer acto en el que todo quedó sentenciado, para llegar al bochorno después.

Navas se lesionó al cuarto de hora, mientras que varios de sus compañeros no paraban de dolerse de golpes ya desde el primer tiempo. A Montella le funcionó confiar siempre en los mismos, pero las semanas pasan y la gasolina se ha ido agotando. Debía haber metido en la película a más miembros del plantel, pero los fichajes llegaron tarde y, a tenor de lo visto hasta ahora, para mejorar muy poco lo que había. Toca reseteo del importante en Nervión y el caso es que pasado mañana deben jugársela en La Rosaleda contra el Málaga. Deberá ser con caras nuevas, puesto que el Sevilla ha acabado por explotar.

0 Comentarios

Normas Mostrar