presentado por
Competición
  • Liga Portuguesa
  • NBA
  • Premier League
Liga Portuguesa
NBA
Indiana Pacers IND

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Boston Celtics BOS

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Chicago Bulls CHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Houston Rockets HOU

-

Sacramento Kings SAC

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Orlando Magic ORL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Detroit Pistons DET

-

Utah Jazz UTA

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Phoenix Suns PHX

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Golden State Warriors GSW

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Premier League

Houston Rockets y Toronto Raptors, los líderes de la NBA

Clasificación

Houston Rockets y Toronto Raptors, los líderes de la NBA

Houston Rockets y Toronto Raptors, los líderes de la NBA

Erik Williams

USA TODAY Sports

Tanto la Conferencia Oeste como la Este llegarán al parón del All Star con unos imprevistos equipos en la cima de sus clasificaciones.
Final NBA: Rockets vs Warriors, juego 6

A quince de febrero de 2018, justo antes del parón del All Star en la temporada regular de la NBA, los Houston Rockets comandan la clasifcación de la Conferencia oeste y los Toronto Raptors hacen lo propio con la de la Conferencia Este. No, nadie había previsto este escenario.

Los líderes del Oeste

Los Rockets son, quizás, el líder más sorprendente de los dos. No porque no tuvieran nivel para ello sino porque su competencia son nada menos que los, en teoría, intratables Golden State Warriors. Y, sin embargo, con 44 victorias y 13 derrotas, los de Houston han adelantado al actual campeón de la NBA esta misma madrugada.

Lo han hecho venciendo a los Sacramento Kings en un partido feo.El nivel del rival contagió a los Rockets, que marcaron algunos mínimos de todo el año. Por ejemplo, tan sólo anotaron 20 puntos en el primer cuarto, cuando su media en ese periodo pasa de 30 y es el más alto de la liga.

En el segundo periodo Chris Paul tomó las riendas del desaguisado y consiguió 17 puntos para su equipo, lo que les dio una tranquilidad de 20 puntos camino del descanso. Tal ventaja serviría para que, de nuevo, el equipo se relajara y viera como los Kings se acercaban en el marcador.

Con muy poca intención, ciertamente. El oleaje suave, el ritmo cansino con el que afrontaron el duelo, hizo que los Kings estuvieran remontando todo el rato, como por mera inercia, y cada vez que se arrimaban a la distancia de la decena de puntos aparecía un triple de Harden o una jugada vigorosa de Capela para poner todo en orden de nuevo. Y, así, aunque Sacramento se vio cerca, relativamente, de cazar a sus enemigos, éstos los despacharon con displicencia cada vez que cayeron en la cuenta de que ya no ganaban con comodidad. Al final, 100-91 en el marcador, ejemplificando todo lo anterior.

Sirvió el partido para que debutara Joe Johnson con los Rockets. Y no de manera sutil. Mike D'Antoni ya lo sacó a los cuatro minutos de partido y lo mantuvo en el mismo durante 31 minutos. El veterano alero aportó nueve puntos y tres rebotes.

Con este triunfo los Houston Rockets alcanzan un récord de 44 victorias y 13 derrotas, han ganado diez partidos seguidos y 17 de los últimos 19. Los Sacramento Kings, por su parte, se quedan con 18-39 por récord.

Los líderes del Este

Y si el liderato de los Rockets sorprende por la competencia, por ser los Warriors los que se quedan atrás, el de los Toronto Raptors hace levantar las cejas por ellos mismos ya que en los pronósticos de octubre pocos hubiesen apostado por verles como el mejor equipo de su Conferencia camino del All Star.

Su victoria de esta noche fue, como acostumbran ante equipos menores, aplastante. Sacaron de la pista a los Chicago Bulls con un 98-122 que lo explica todo. Aún más, lo lograron con tan sólo siete puntos de DeMar DeRozan. Se explica mejor este dato puesto al lado de este otro: el equipo repartió 52 asistencias. Se trata de la mejor marca del año para ellos y habla de cómo movieron la pelota esta noche y como jugaron en global.

La defensa de los Bulls, por llamarla de alguna manera, ayudó lo suyo. Toronto lanzó por encima del 50% como equipo gracias a que los de Chicago decidieron dejar de perseguirlos más allá del hombre a hombre o del primer bloqueo. Con esa falta de intensidad enfrente, que disgustó al entrenador Fred Hoiberg como para subrayarla en rueda de prensa, los Raptors pudieron vivir sin los puntos de su estrella y tirar a placer toda la velada.

Kyle Lowry y Serge Ibaka sí que llegaron a la veintena de puntos, siendo ambos los máximos anotadores del partido.

Lo único positivo para los Chicago Bulls fue el retorno de Kris Dunn. El base se había perdido once partidos por una conmoción cerebral y regresó a las canchas escaso de ritmo, aunque demostrando que de talento va sobrado con respecto al nivel medio de esa plantilla. Ocho puntos y tres asistencias le contemplan desde los 20 minutos que jugó.

Los Toronto Raptors se ponen 41-16 por récord y ya aventajan en dos partidos a los Boston Celtics, que marchan en tendencia muy diferente. Los Chicago Bulls se quedan en un 20-37.

0 Comentarios

Normas Mostrar