presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Champions League
  • Mundial de Clubes
  • NBA
Liga Mexicana - Apertura
TBC TBC

-

TBC TBC

-

Mundial de Clubes
NBA
Orlando Magic ORL

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Houston Rockets HOU

-

Indiana Pacers IND

-

Boston Celtics BOS

-

Toronto Raptors TOR

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Brooklyn Nets BKN

-

Charlotte Hornets CHA

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Utah Jazz UTA

-

Chicago Bulls CHI

-

Atlanta Hawks ATL

-

Phoenix Suns PHX

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Milwaukee Bucks MIL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Golden State Warriors GSW

-

New York Knicks NYK

-

Los cien partidos de Casillas en el Porto

Apartado de la titularidad en la Liga, Casillas sigue al menos siendo el portero del Oporto en la Copa, donde el equipo avanza: ganó 1-0 la ida de semifinales ante el Sporting. Era el partido cien de Casillas, el número 48 en el que quedaba imbatido. De esos cien partidos, su equipo ha ganado 65 y ha perdido sólo 16. Eso habla de un buen rendimiento. No obstante, perdió la titularidad en la Liga ante un joven de mucho futuro, José Sá. Lo que pesó en esa decisión fue, sobre todo, la ficha de Casillas. Dejándole de suplente, el club le presionaba discretamente para irse en enero. Pero no se ha ido, no salió nada convincente y sigue ahí.

Todos estamos en que Casillas merecía mejor final. Duele verle ahí, sobre todo porque su salida del Madrid fue prematura y por motivos desagradables. Mourinho vio mal que Casillas liderara con Xavi una reconciliación de madridistas y culés en la Selección. Mourinho pensaba que la forma de imponerse al Barça pasaba por una crispación permanente, que dificultara el juego armonioso del rival. La confraternización en la Selección le descomponía. Así que le tildó de chivato, le empezó a dejar de suplente, le creó una atmósfera viciada. Los ultras, devotos de Mourinho y en gran armonía con el club entonces, le martirizaban con sus pitos.

Se fue con 725 partidos, más 167 con la Selección. Sumados a los del Oporto, son casi mil. ¿Los cumplirá? No en el Oporto, claro. ¿Podrá tener un buen destino después, a sus 37 años? Por rendimiento, sí, pero los prejuicios con la edad son difíciles de vencer. En todo caso, estamos en las acaballas de una carrera gloriosa, y con la pena de que el final no sea de otra forma. Tener tres años a Mourinho en el club no podía salir gratis. Era pura cizaña. Por lo menos, eso sí, ha servido para la salida de los ultrasur, que se volvieron contra Florentino cuando éste echó a Mourinho. Pero sólo entonces, por cierto. Hasta entonces estuvieron a partir un piñón.