Carreño y Feliciano mezclan bien y España se sitúa 2-1

COPA DAVIS | ESPAÑA-GRAN BRETAÑA

Carreño y Feliciano mezclan bien y España se sitúa 2-1

Carreño y Feliciano mezclan bien y España se sitúa 2-1

MARIANO POZO

Tras la derrota de Bautista el viernes, el nuevo dobles de España lo arregló frente a Jamie Murray e Inglot: 6-4, 6-4 y 7-6 (7/4). Mañana, posibles cambios.

Marbella

El dobles comenzó a deshacer el entuerto en Marbella. A corregir la derrota de Roberto Bautista el viernes ante Cameron Norrie, el 114º del mundo, que obligaba a alargar la serie de primera ronda de Copa Davis. Pablo Carreño y Feliciano López aportaron toneladas de tranquilidad para mañana con su contundente victoria sobre Jamie Murray y Dominic Inglot por 6-4, 6-4 y 7-6 (7/4)  en 2h:28 en el punto que previsiblemente iba a ofrecer más aristas.

Con la pista del Puente Romano en Marbella empujando (se rozaron los 8.000 espectadores), con el sol (16º) templando la tierra batida, con la charanga atronando, el ambiente eléctrico de la Davis impulsó el nuevo experimento de dobles de España. Sergi Bruguera decidió dar la alternativa a dos grandes jugadores de singles (Carreño el 10º y Feliciano el 37º) con incursiones regulares aunque con otras parejas en el dobles, y resultó una dupla de éxito en su estreno. Era la décima pareja distinta en la última década.

Pablo Carreño, finalista del US Open 2016 junto a Guillermo García-López, fue un tiro con el resto. Quirúrgico y potente buscando los ángulos. Feliciano López ("es un hombre que vive la Davis", había justificado el capitán su elección) fue tan fiable como lo suele ser junto a Marc López (campeones de Roland Garros 2016). Elevó saques por encima de los 200 km/h y fue letal al cruce. Y enseguida pusieron tierra de por medio con un break en el primer juego para llevarse el parcial inicial en 36 minutos.

Enfrente, Jamie Murray era el encargado de tirar de Dominic Inglot. El hermano mayor de Andy es un gran especialista. Número uno en 2017 y campeón de Australia y US Open 2016 con Bruno Soares, barre la red con su zurda como pocos. Pero Inglot (46º), doble de Paul Bettany en la película Wimbledon, no estuvo tan a la altura, pese a haber compartido ya cuatro eliminatorias previas los dos. Sobre el saque de Inglot cayeron los breaks en el primer y el segundo set. En el tercero, se llegó al desempate y no tembló el pulso. España sólo cedió una bola de rotura en todo el partido.

España está a una victoria de los cuartos. Visto el panorama del viernes, sería una sopresa que jugara Roberto Bautista. Pablo Carreño tiene todas las papeletas para salir en el primer partido ante el sorprendente Norrie para intentar cerrar la serie. Otra opción sería reservarle para un hipotético quinto y mantener a Albert Ramos o incluso dar salida a David Ferrer en el cuarto. Gran Bretaña, aunque parece poco probable, también podría recurrir al Kyle Edmund (26º), descartado la primera jornada. La nueva norma de cinco convocados abre la baraja. A España le basta un punto.

0 Comentarios

Normas Mostrar