UEFA Nations League, buena iniciativa

Hoy empieza una nueva competición, la UEFA Nations League. Viene a sustituir las ‘fechas FIFA’ destinadas a amistosos por una competición real, que tiene su novedad. Por primera vez, el fútbol europeo de selecciones establece categorías. Cuatro, concretamente. En cada una cuatro grupos. Los campeones de Primera irán a un ‘play off’ por el título. Los terceros (últimos) de grupo bajarán. En las categorías siguientes, los campeones de grupo ascenderán de categoría, los últimos descenderán. Salvo, claro, los últimos de grupo de la categoría última, que más abajo no pueden ir. Hoy se sortean los grupos, desde la base del ránking FIFA.

Me gusta. Ocupará las ‘fechas FIFA’ de septiembre a final de año, y dejará para final de la temporada el ‘play off’ final de los campeones de esa primera categoría, en la que está España, es hora de decirlo. Este sistema sustituye fechas ocupadas por partidos amistosos sin interés, por una competición (bienal) que aparte de dar un nuevo título implica a todos en un juego para subir o mantenerse en cada categoría. Y respeta a su vez la vieja clasificación para la Eurocopa, que se disputará por el modo convencional de grupos ‘interclases’, en el resto de fechas FIFA, y dará veinte clasificados, los dos primeros de cada grupo.

Un punto más de esta nueva competición es que aportará otros cuatro clasificados más para la Eurocopa, aparte de los veinte antedichos. El sistema por el que se deciden esos cuatro es tan complicado que cuando me lo explicaron casi preferí seguir reflexionando sobre la ley de sucesión de los números primos. Lo que saqué en claro es que según no sé qué sudoku habrá seguro un representante de la Cuarta División, otro de la Tercera y al menos uno de la Segunda. Me suena bien. Muchos equipos que jugaban por nada, jugarán ahora por mucho: por subir, mantenerse o incluso por acudir a la siguiente Eurocopa o Mundial. Me suena muy bien.