presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Holandesa
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • NBA
  • Premier League
  • Serie A
Liga Mexicana - Apertura
Liga Holandesa
FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

NBA
Brooklyn Nets BKN

-

Denver Nuggets DEN

-

Charlotte Hornets CHA

-

Atlanta Hawks ATL

-

Miami Heat MIA

-

Chicago Bulls CHI

-

Washington Wizards WAS

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Dallas Mavericks DAL

-

Sacramento Kings SAC

-

Portland Trail Blazers POR

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

PSG 4- GUINGAMP 2

El PSG también sabe golear sin Neymar ni Mbappé

PSG, ante el Guingamp.

Xavier Laine

Getty Images

Con varios teóricos suplentes, el conjunto de Emery venció al Guingamp en la Copa. Marcaron Rabiot, Pastore, Marquinhos y Deaux en propia puerta. Cavani no logró superar a Zlatan.

Derrotado en Lyon el pasado domingo, el Paris Saint-Germain volvió a conocer la victoria en casa contra Guingamp (4-2). Por ese encuentro de los dieciseisavos de final de Copa de Francia, Emery apostó por dar descanso a Thiago Silva además de las bajas de los lesionados Neymar, Mbappé y Verratti. Serios y concentrados, los parisinos tuvieron ocasiones de abrir la lata rápidamente pero Cavani mando un cabezazo desviado dentro del área (min.8) y no logró rematar poco después en perfecta posición (min.12).

Y si el Guingamp se creó varias oportunidades, también, el conjunto de la capital hizo la diferencia a balón parado. A la recepción de un córner tirado por Di Maria, Rabiot remató victoriosamente de cabeza al primer palo aprovechando la pasividad de la defensa rival (1-0, min.21). Cuatro minutos después, Di María fue de nuevo al origen del segundo tanto. En un tiro libre desde la izquierda, el argentino envió un balón fuerte que golpeó en el centrocampista del Guingamp, Deaux, antes de entrar en su propia portería (2-0, min.25).

Cerca del 3-0 cuando Cavani intentó una vaselina que paró Johnsson con apuros (min.30) el PSG vio finalmente al Guingamp reducir distancia gracias a un penalti. Bien lanzado por Coco, Ngbakoto fue derribado por Trapp en el área y el árbitro no lo pensó dos veces. Marcus Thuram, hijo del exjugador del Barça Lilian Thuram, no dejó pasar la oportunidad y batió al meta alemán con un tiro raso a su derecha (2-1, min.33).

En la segunda parte, el PSG controló el ritmo del encuentro, creándose de nuevo las mejores ocasiones. Con la ambición de ser el máximo goleador de la historia del conjunto parisino en solitario (está empatado con Zlatan a 156 tantos), Cavani buscó de nuevo el gol sin premio. En el minuto 54, el exdelantero del Napoli tuvo una oportunidad pero Johnsson saco su remate de cabeza y poco después su remate con la derecha en el corazón del área (min.56). Y, finalmente, fue Pastore que dio aire a los suyos. El argentino aprovechó un buen centro de Draxler para festejar su primera titularización del 2018 con un gol de cabeza (3-1, min.64).

En el tramo final del partido, el conjunto de Bretaña tuvo un nuevo penalti por una falta clara de Meunier. Ngbakoto tomó sus responsabilidades y permitió al Guingamp seguir creyendo en la remontada (3-2, min.74). Sin embargo, el PSG gestionó sin apuros los últimos minutos, logró mismo un cuarto gol gracias a Marquinhos - de nuevo a la salida de un córner (4-2, min.89) - y se clasificó para los octavos de final de esta competición.

 Los ultras apoyan a Neymar

 Muy dolido por los pitos que recibió en el Parque de los Príncipes hace una semana contra Dijon (8-0), Neymar - baja hoy por un dolor en el muslo - recibió el cariño de los ultras del club. “Pitar a nuestros jugadores es el contrario de nuestros valores”, escribieron en una pancarta. Mientras que se hable más que nunca de una posible salida del brasileño el próximo verano, los socios parisinos intentan salir al rescate para impedirla.