'Melendazo' para la historia

'Melendazo' para la historia

La justicia poética quiso que fuera Melendo, en su estreno goleador como profesional, quien materializara el primer triunfo del Espanyol en Cornellà. A la décima fue la vencida, nueve años después de aquel ‘Delapeñazo’, la última victoria perica en el Camp Nou. Y tenía que ser Melendo no porque otros no lo merecieran, véase Gerard Moreno, sino porque se trata del primer canterano que debuta en Primera con el Espanyol habiendo pasado por la escuela y todo el fútbol base, de prebenjamines hasta el filial.

La noche se había empezado a teñir de blanquiazul con el primero de esos instantes que que acaban en abrazo con un absoluto desconocido. De esos segundos, llamados felicidad. Fue el paradón de Diego López al penalti ejecutado por Messi. También justicia poética, pues si el gallego está siendo el meta de la Copa es por la lesión que sufrió precisamente en el derbi del Camp Nou de la pasada Liga. Le pisó la rodilla fortuitamente Luis Suárez. Forzó el portero para volver, se tuvo que operar en mayo y no llegó a tiempo para esta Liga, por lo que tuvo que empezarla Pau... Y hasta hoy. Hasta la noche en que el Espanyol al fin rompió maleficios propios e inmaculadas rachas ajenas. En que a Quique le salió de diez un planteamiento pragmático hasta decir basta que se fue animando hasta la explosión final. Hasta el ‘Melendazo’.

0 Comentarios

Normas Mostrar