El Espanyol creyó en la remontada y dejó fuera de la Copa al Levante

LEVANTE 0-ESPANYOL 2 (2-3)

El Espanyol creyó en la remontada y dejó fuera de la Copa al Levante

El Espanyol celebra el pase a los cuartos de Copa.

David González

DIARIO AS

El Espanyol confió en la remontada. Y se la llevó. El Levante se lo puso muy fácil. Alfombra roja prácticamente en el Ciutat par unos pericos que supieron manejar sus armas, picar cuando tocaba y aguantar al final. Los granotas dicen adiós a una Copa que no iba con ellos, pero que no hace más que ahondar en la crisis de juego y resultados que atraviesan. Y Quique logra su objetivo: ya está en cuartos. 

Desde el principio demostró el Espanyol que iba a por todas. Y pronto se adelantó. Fue en una arrancada de Baptistao que dejó clavados a los centrales y definió a la perfección por encima de Raúl en su salida. Era lo que había planeado Quique en el guión de su partido y el runrún ya empezaba en una grada de Orriols que empieza a cansarse de tanto hastío. 

Más allá de reaccionar, el Levante ni tan siquiera asomaba por las inmediaciones y pasada la media hora el Espanyol volvía a golpear. En una jugada made in Levante de los últimos tiempos: Toño intenta despejar, el balón rebota en Raúl y se le queda a Gerard que solo la tiene que empujar. Rozando lo cómico y desesperando al personal. Los pericos ya habían hecho lo más difícil. Ahora tocaba aguantar. 

Muñiz buscó la reacción en el descanso. Pero sin locuras. Jugador por jugador. Ivi y Boateng al campo. Pero nada cambió. El Espanyol incluso buscaba el tercero y Raúl tuvo que estirarse en un disparo lejano de Navarro. El Levante seguía sin contar un tiro a puerta y solo se atisbó un conato de peligro en un cabezazo de Jason a centro de Toño que escupió el larguero. Y con eso solo no se puede esperar mucho más. 

Porque desde ese instante, con Morales incluso en el campo, no pasó nada. La prórroga nunca llegó ni a imaginarse. El Espanyol pudo incluso sentenciar si Baptistao hubiera estado más acertado en un control orientado para plantarse otra vez solo ante Raúl o si Shaq no hubiera llegado providencial cuando Sergio García armaba la pierna para empalar dentro del área casi al final. El colegiado tampoco quiso alargar más la agonía azulgrana a pesar de las constantes pérdidas de tiempo visitantes. Y la pitada de Orriols no se hizo esperar mientras los pericos celebraban otra ronda.

Copa del Rey

*Datos actualizados a fecha 11 de enero de 2018

Copa del Rey

*Datos actualizados a fecha 11 de enero de 2018

Muñiz: "Hay que ir en la misma dirección, si no lo entendemos tendremos problemas”.

Partido: "Nos han superado en la primera parte en ritmo e intensidad y le dieron la vuelta a la eliminatoria. Luego jugamos algo mejor pero sin llegadas. Tenemos que pensar que el domingo hay otro partido y ahora a centrarnos en Liga. Sabíamos que el Espanyol tiene potencial y lo supieron aprovechar".

Espanyol: "Éramos conscientes de que nos iban a buscar la espalda y no supimos contrarrestarlo. Lo teníamos previsto pero nos superaron. Eso lo hacen muy bien. Salimos despistados y ante equipos así lo pagas".

Liga: "Nuestra competición está claro que es la Liga y yo no iba a condicionar nada por la Copa. Es cierto que con el resultado que traíamos podíamos pasar pero somos conscientes de cuál es nuestro objetivo".

Remontada: "Al traer un buen resultado de Cornellà no podemos estar contentos. Pensaba que podríamos sacar el partido adelante. Creo que sacamos un buen equipo, pero en los primeros minutos el Espanyol nos metió miedo y nos dio la vuelta al partido".

El Ciutat: "La forma de jugar en casa es igual que la de fuera. No variamos nunca".

Fichajes: "Si hay que reforzar más el equipo es decisión de otras personas yo ya dije lo que pensaba. Mi función es entrenar a los jugadores que tengo y conseguir el objetivo de la permanencia. El objetivo no era la final de Copa".

Muchas veces queremos ganar en casa como gana el Barcelona. Y nosotros tenemos que ganar en casa jugando como el Levante. Pensamos que tenemos que ser los Globetrotters y tenemos que darle una vuelta a lo que tenemos que hacer en el Ciutat para ganar y está clarísimo. Hay que ser conscientes de que prima sacar puntos y hay que sacarlos como sea, no como el Barcelona sino de otra manera. Tenemos que llegar a 40 puntos, ahora tengo 18 y me da igual ser el 18º o el décimo, tengo que sumar tres, no me importa empezar la jornada en descenso o en UEFA, hay que llegar como podamos a 40 puntos. En algún momento será con un juego precioso y en otro con una defensa de la muerte pero no puede ser que una parte del equipo juegue a una cosa y la otra a otra cosa. Hay que ir todos en la misma dirección, si no lo entendemos tendremos problemas”.

0 Comentarios

Normas Mostrar