El Huracán Costa es contagioso

Llegó el Huracán Costa al nuevo Metropolitano y arrasó con todo. Después de ponerse a punto en un par de meses haciendo boxeo en el gimnasio de Torres (¡menuda ideíta lo del boxeo, Profe Ortega!), el delantero ha reaparecido en LaLiga con el ímpetu de los que nunca pasan desapercibidos. La mera presencia de Diego Costa contagia entusiasmo, es un torrente de adrenalina, insufla agresividad y garra. Su regreso garantiza la recuperación de la intensidad que hizo campeón de Liga al Atleti en 2014, partido a partido y gol a gol de Diego Costa.

Ya se rebotó con Simeone en el entrenamiento del viernes porque le corrigió un movimiento. Es salvaje e ingobernable. Y el Cholo lo sabe. Pero el Huracán Costa, después de cantarle las cuarenta a Conte y dejar el Chelsea tras ganar dos Premier para volver a su Atleti y a su Liga, convierte al equipo colchonero en candidato al título. Y no se olviden los aficionados de La Roja de que el Huracán Costa juega con España. ¡Es muy bueno!