Los Celtics acaban con Oladipo en un final de partido loquísimo

PACERS 111 - CELTICS 112

Los Celtics acaban con Oladipo en un final de partido loquísimo

Los jugadores de los Celtics abrazan a Terry Rozier, héroe en un loco partido en Indiana.

Brian Spurlock

USA TODAY Sports

Un robo y un mate de Terry Rozier dio el triunfo a Boston en el último segundo. Los Pacers remontaron 19 puntos, pero desperdiciaron 5 en el último medio minuto.

Pido disculpas de antemano por la vulgaridad de titular la crónica con un superlativo (loquísimo), pero no se me ocurre una manera mejor de describir lo ocurrido hace unas horas en Indiana. Empecemos por el final. Los Celtics tienen nuevo héroe. Y ese es Terry Rozier. El hombre que con un robo de balón y un mate puso el 111-112 final a un segundo de la conclusión. Pocos triunfos representarán mejor el corazón y la fe que el equipo de Brad Stevens tiene en sí mismo que este.

Tras una gran primera parte en la que llegaron a dominar por 19 puntos (21-40 tras una bandeja de, precisamente, Rozier) gracias un extraordinario acierto en el lanzamiento (25/42 en tiros de campo y 9/16 en triples) y a una anotación muy repartida (cuatro jugadores visitantes se marcharon al descanso con un mínimo de 11 tantos en su cuenta), el despertar de Victor Oladipo cambió radicalmente el partido en la segunda mitad.

El escolta volvió a refrendar su dulce momento (salvo hecatombe debería ser all star sí o sí) recortando la brecha hasta situar a los Pacers por primera vez por delante (105-102) con un triple a 53 segundos de la conclusión. Un varapalo para los verdes, quienes perdieron en la siguiente jugada el balón tras tiempo muerto al sacar de banda. Rozier, precisamente él, envió un mal pase a Irving y Lance Stephenson, muy atento, llegó a tiempo para forzar la pérdida. Oladipo, desatado, se inventó un canastón ante Horford para poner el 107-102 a 31 segundos. Nunca esta temporada un equipo que llegaba al medio minuto final perdiendo por 5 o más tantos se había llevado el partido. Según los precedentes de los últimos 20 años (datos de ESPN Stats&Info), los Celtics apenas tenían un ínfimo 0,002% de opciones dar la vuelta a la tortilla.

Pero en esas apareció Mister Clutch. O sea, Kyrie Irving, quien clavó dos triples en 17 segundos para, junto con un fugaz coast to coast de Marcus Smart, ir limando la diferencia. Pero a Stephenson y Oladipo (30 de sus 38 puntos llegaron en la segunda parte: los últimos 12 a falta de 1:52) no les temblaba el pulso desde la personal. Los Pacers tenían todo de su lado, pero la fe de Rozier y un error imperdonable de Bogdanovic soltando un pase bombeado en media pista para salir de la presión obraron el milagro verde. Horford bordeó al triple-doble (14+10+9), los jóvenes valores —Tatum y Brown— brillaron como en el arranque del curso y Kyrie volvió a ser un asesino (30 tantos en 29 minutos), pero Terry Rozier fue el gran héroe de la noche (aunque ojo, Darren Collison estuvo a punto de sumarse a la fiesta con su triple a la desesperada). Le robó el papel a Victor Oladipo.

El final del Pacers-Celtics

0 Comentarios

Normas Mostrar