El Barcelona toca fondo ante un disciplinado Gran Canaria

ACB | BARÇA 77 - GRANCA 88

El Barcelona toca fondo ante un disciplinado Gran Canaria

Marcus Eriksson

V. Salgado

ACB PHOTO

El F.C. Barcelona cayó derrotado en su pista una vez más. El Granca le iguala en la tabla. 69 puntos de los canarios fueron de los titulares.

Barcelona

Cuatro derrotas consecutivas (dos en Euroliga y dos en Liga Endesa), tercera derrota liguera de la temporada en el Palau (77-78) frente a un Gran Canaria que no ganaba fuera de su pista desde octubre y que no lo hacía en Barcelona desde hace cuatro temporadas.

Todo esto hace que salten las alarmas en el equipo porque su juego ha tocado fondo. Sólo un jugador, Thomas Heurtel, con 24 puntos, ha pasado de los diez y merced a él el resultado final no ha sido más escandaloso, aunque llegó a serlo (68-86, m.38).

Explicaciones de la derrota puede haber muchas, pero la primera ha sido la disciplina del equipo de Luis Casimiro, con dos bases expertos como Gal Mekel y Albert Oliver que siempre han marcado el ritmo, con tres interiores implacables como Ondrej Balvin, Eulis Báez y el ex-azulgrana Oriol Paulí (39 puntos y 20 rebotes entre los tres) y con un Markus Eriksson con ganas de revancha (13 puntos con tres triples).

Otra clave puede ser los 11 tiros fallados por los de Sito Alonso o no aprovechar 19 rebotes ofensivos y 14 pérdidas visitantes. Ya veremos cómo se arregla esto.

Dominio canario

A estas alturas de la temporada todos los equipos se conocen perfectamente y con dos estrategas como Luis Casimiro y Sito Alonso frente a frente era evidente que nadie iba a sorprender a nadie tácticamente. Lo que sí sorprendió al Barcelona fue el gran primer tiempo del base israelí Gal Mekel (12 puntos sin fallo y tres asistencias).

Esto maniató a los azulgrana que solo al comienzo del primer cuarto pudieron ponerse por delante en el marcador (25-23, m.11) merced a la superioridad de Kevin Séraphin en los tableros, superando siempre al lento pívot letón Anzejs Pasecniks.

En el primer cuarto Mekel y el pívot checo Balvin fueron una pesadilla para los de Sito Alonso (10-15, m.5), que lograban recortar al final del cuarto merced a la aportación de Rakim Sanders y a la entrada de Seraphin.

Aunque los dos máximos artilleros del Gran Canaria D.J. Seeley y el ex-azulgrana Markus Eriksson permanecieron casi inéditos en la primera mitad, el trabajo de Oliver, Mekel y la primera canasta de Eriksson (29-33, m.17) obligó a Alonso a parar el partido.

Los constantes cambios del Barcelona en bloque no permitían un ritmo regular de juego y, tras el tiempo del técnico barcelonista, llegaba un triple de Rabaseda y una canasta Balvin para dar la máxima ventaja visitante hasta el momento (34-42, m.19).

Con 37-44 al descanso, el Gran Canaria subió líneas. Tres triples seguidos del propio Seeley, Oliver y Paulí llevaban a una clara ventaja visitante con nueva máxima (44-59, m.26).

Un tiempo muerto de Sito Alonso daba entrada a Heurtel por Pressey, colocando a Víctor Claver y Pierre Oriola en la pintura, mejorando la defensa azulgrana. Heurtel tomaba el mando del equipo con ocho puntos seguidos y, apoyado por Oriola, obligaban a Luis Casimiro a pedir tiempo (55-62, m.30), pero despertaba Eriksson con un triple para cerrar el cuarto (57-68).

Con cambios por ambos lados en respuesta a los del rival, el equipo canario no permitió al Barcelona bajar de diez puntos de desventaja al Barcelona en el último cuarto. Además la buena dirección de Oliver y el acierto en triples de Eriksson daba la máxima ventaja insular (68-86, m.38). Sólo acciones de Pau Ribas y un Heurtel incansable, con 19 puntos en la segunda mitad, maquillaron el resultado final (77-88). Y los primeros pitos de la afición del Palau sonaron en la grada.

0 Comentarios

Normas Mostrar