El hueso que se esperaba

Las matemáticas no engañan y antes del sorteo los condicionantes ya indicaban que el Chelsea de Antonio Conte era el equipo que más opciones tenía de cruzarse con el Barcelona, que por otra parte es un equipo que no se caracteriza históricamente por tener demasiada suerte en el bombo de octavos de final. El equipo londinense tenía un 43 % de opciones de enfrentase al Barça y en Nyon no hubo sorpresa. El Barça visitará en febrero Stamford Bridge con la resignación del que ya daba por hecho que esta primera eliminatoria de la Champions iba a ser dura.

Es cierto que el Barça puede consolarse pensando que se evitó al Bayern, que era la gran amenaza, pero a nadie se le escapa que la prueba de Londres va a ser muy dura.

Sabe perfectamente el Barça lo que es jugar en Stamford Bridge, un campo en el que no te puedes despistar ni un segundo ante un equipo que está casi sin opciones en la Premier y que focaliza sus aspiraciones en Europa.

El Chelsea de Conte es un equipo muy físico en el que todo el mundo trabaja a destajo para el lucimiento de Eden Hazard, que se erige como el principal peligro de los ingleses.

Como no podía ser de otra manera, el morbo también tendrá su espacio en esta eliminatoria con el hecho de ver a Cesc Fàbregas y Pedro como rivales. Ambos jugadores siguen teniendo grandes amigos en el vestuario barcelonista, pero en febrero no habrá amigos que valgan. Se avecina el hueso inglés.

Champions League

Clasificación PTS PG PE PP
1Barcelona 14 4 2 0
2Juventus 11 3 2 1
3Sp. Portugal 7 2 1 3
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 11 de diciembre de 2017