ENTREVISTA EN 'EL ESPAÑOL' (II PARTE)

Villar: "No pararán de lincharme hasta que esté bajo tierra..."

El expresidente de la FEF en 'El Español' ha arremetido duramente contra Miguel Cardenal, Jorge Pérez, José Ramón Lete y el TAD.

Madrid
0
Villar: "No pararán de lincharme hasta que esté bajo tierra..."
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Angel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) suspendido durante un año desde julio por su presunta implicación en la Operación Soule, dijo que Miguel Cardenal y Jorge Pérez le denunciaron "por hechos que no constituyen delito".

Villar denunció que se hayan utilizado las conversaciones telefónicas de la investigación para suspenderle en un procedimiento administrativo, cuando lo prohíbe la ley: criticó duramente la actitud de José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) y del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

El dirigente ahora sancionado se expresó así en una entrevista con el diario 'El Español' mientras la Audiencia Nacional sigue la instrucción de la 'Operación Soule', por la que pasó once días en prisión en julio y salió tras pagar una fianza de 300.000 euros por los delitos de presunta administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

"Dos enemigos declarados contra mi persona, como han sido Miguel Cardenal (siendo secretario de Estado para el Deporte) y Jorge Pérez (exsecretario general de la Federación), me denunciaron por hechos que no constituyen ningún delito, tan sólo para dañarme y satisfacer sus intereses personales. A raíz de ello me investiga la Fiscalía durante más de un año y medio sin tener yo conocimiento de ello, por lo que nunca me dieron la posibilidad de poder contrarrestar sus acusaciones o al menos poder ofrecer mis explicaciones", explicó.

También cuestionó la grabación de "conversaciones telefónicas" y su "descontextualización completamente por falta de rigor y conocimiento", igual que su detención, el 18 de julio, y su traslado dos días después a la Audiencia Nacional, donde no pudo, según relató, "conocer el expediente previamente como obliga la ley".

"Sin poder preparar mi defensa y sin que el Juez Instructor me hiciera una sola pregunta, contesté con honestidad a todas las que me hizo la fiscalía. Después de tan sólo una hora y media de interrogatorio me envían a la cárcel, y estando allí dentro sin posibilidad alguna de defenderme, me suspende el CSD en mis funciones como Presidente de la RFEF", detalló.

Para Villar se trata de "un linchamiento mediático, social e institucional sobre su persona" y sus "compañeros presidentes de federaciones territoriales (y algunos empleados de la Federación)", aunque "el más grande ha sido el suyo por haberse incluido" a su hijo (Gorka) "de forma profundamente injusta y sin motivo alguno".

"Pero pienso que este linchamiento sigue y seguirá hasta que dimita. Es un linchamiento sobre un linchamiento sobre un linchamiento... Hasta que me encuentre debajo de la tierra no van a parar. Algunos desearían que no estuviera vivo. He de expresar que al señor Lete lo considero uno de los linchadores", añadió Villar opinó que éste, por su cargo en el CSD, no pude decir públicamente que él debería haber dimitido y que en caso de que no lo haga hay que promover una moción de censura o repetir las elecciones, palabras que "condicionan las decisiones del TAD, cuyos miembros designa el CSD".

"El recurso presentado por el señor Lete es una prueba más de su desesperación por obtener por cualquier medio, siendo el respeto a la Ley lo de menos, su objetivo de apartarme definitivamente del cargo. El TAD se encuentra adscrito al CSD, quien designa a sus miembros, y el señor Lete ha solicitado formalmente al TAD la anulación de las elecciones. No deja de ser curioso y sobre todo muy neutral el sistema, ¿no le parece?", comentó.

En este punto habló de la designación de Cristina Pedrosa como integrante del TAD, con quien Lete mantiene "una relación de amistad", por la que ella debería haberse abstenido en las resoluciones que le afectan y que, pese a haberla recusado, es la instructora de su expediente en el que propone su destitución.

"Quiero solicitar desde aquí a los restantes miembros del TAD que no entren en el juego del señor Lete con la señora Pedrosa Leis. Me quieren destituir del cargo por un hecho 'tan grave' como tener una web o un Twitter cuando era precandidato a la presidencia, cuando además seguí las instrucciones de la Comisión Electoral. Mi equipo jurídico está estudiando detenidamente toda esta documentación y emprenderé las acciones legales que correspondan, incluidas, en su caso, las penales", avanzó.

Villar habló de la posibilidad de que el Consejo de Estado avale la pretensión del TAD de anular las elecciones en las que fue reelegido el pasado 22 de mayo, tras aceptar el recurso de José Ramón Lete para revisar la validez del proceso que el propio TAD le dio, a pesar de la denuncia de Jorge Pérez sobre irregularidades.

"¿Puede usted creer que, según me han dicho y debo contrastar, parecería ser que el miembro del TAD ponente de la resolución es letrado del Consejo de Estado (el organismo que tiene en sus manos validar o no la decisión del TAD)?. De corroborarse este hecho, sería gravísimo, pudiendo salpicar a una de las instituciones más serias de este país, el Consejo de Estado, que espero no se preste a ser cómplice de las actuaciones orquestadas desde la Presidencia del CSD y el TAD", apuntó.

Sobre Luis Rubiales y Larrea

Angel María Villar aseguró que Luis Rubiales "nunca ha sido" su delfín y ha mirado "por su propio interés", al presentar la moción de censura, y que "Juan Luis Larrea es un hombre preparado y capaz", aunque él quiere volver a la presidencia.

"Luis Rubiales nunca ha sido mi delfín. Un día tuve una conversación con él, en la que hablamos sobre si yo dejaba de ser presidente de la Federación, si le veía a él capacitado para sustituirme. Le dije que era algo factible, pero que también existían otras personas muy válidas y capaces para ostentar el cargo", explicó.

"Al señor Rubiales le tengo que felicitar por defender a los presidentes territoriales que han sido investigados en la causa Soule ante el Secretario de Estado, para evitar que la Comisión Directiva los suspendiera provisionalmente. Además de que ha sido él, y lamentablemente no la RFEF, quien les ha buscado abogados para su defensa. Pero en mi caso no actuó de la misma forma", señaló.

Para Villar Rubiales "no estuvo acertado" al apoyar en la Comisión Directiva del CSD la propuesta de su suspensión hecha por su presidente, José Ramón Lete, esperando su dimisión para allanarle el camino. "No me defendió como hizo con los demás compañeros, miró exclusivamente por su propio interés y futuro electoral, preparando su camino hacia la presidencia de la RFEF, sin importarle en absoluto mi situación y el bien institucional de ésta, dijo. 


También se mostró escéptico con las posibilidades de que el expresidente de AFE alcance el cargo mediante la moción de censura, cuya votación inicialmente está prevista para el 16 de enero, aunque Rubiales ha presentado recurso contra esta fecha. "El señor Rubiales manifiesta que va a prosperar el voto de censura. Yo personalmente creo que lo tiene difícil. Lo va a perder. Parece ser que algunos tienen miedo a que asista a la Asamblea General para ejercer mi derecho a defenderme de la moción y que esta no prospere", sostuvo.

En su opinión, "el derecho a la defensa en el voto de censura no se encuentra dentro de las funciones suspendidas, por lo que si llegara el caso", defenderá esa posición "legalmente". "Si por el contrario finalmente no hay voto de censura y sí elecciones, y los linchadores me permiten presentarme, lo haría para volver a disponer de los apoyos de todos mis compañeros, y de retomar nuevamente la unidad de los presidentes de las federaciones territoriales, que tanto bien
ha aportado al fútbol español", dijo.

En este sentido, Villar se refirió a algunos presidentes de territoriales que han respaldado a Rubiales para impulsar la moción de censura, actitud que responde a que creen que con su posible dimisión "lo van a tener más fácil en sus procedimientos disciplinarios ante el TAD y en la causa ante la Audiencia Nacional, porque el señor Rubiales se ha comprometido
a defenderlos".

"Creo que están equivocados. Su verdadera defensa, la mía y la de todos los demás, es estar unidos en la verdad de lo ocurrido y de los hechos que acreditan que no hemos cometido ningún delito, que ha constituido un atropello para todos (...) Desde aquí les digo que, por favor, no sean ingenuos", añadió.

Preguntado por otros posibles candidatos a presidir la RFEF, Villar aseguró que "hay personas que pueden ser candidatos a la presidencia de la RFEF, pero como personas prudentes están dubitativas de presentarse debido a la situación actual", y se refirió a Juan Luis Larrea, en el cargo por su suspensión. "No he hablado con él acerca de si se presentaría. Juan Luis Larrea es un hombre preparado y capaz. La aplicación de los Estatutos de la RFEF le han convertido en presidente interino. Ha sido valiente al aceptar este reto", consideró.

Reiteró, no obstante, que quiere "volver a la presidencia" porque lo que se ha hecho "ha sido un golpe de Estado, utilizando los mecanismos del Estado de Derecho, como ciertos profesionales de medios de comunicación, el CSD, la Fiscalía, la UCO y los tribunales de Justicia".