presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Clausura
  • Liga Ascenso MX Clausura
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Holandesa
  • Liga Portuguesa
  • NBA
  • Premier League
  • Serie A
Liga Mexicana - Clausura
Liga Ascenso MX Clausura
Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Venados Venados VEN

-

Dorados Dorados SIN

-

Mineros Mineros MIN

-

Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Groningen Groningen GRO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Willem II Willem II WII

-

NBA
New Orleans Pelicans NOP

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Brooklyn Nets BKN

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Boston Celtics BOS

-

Phoenix Suns PHX

-

Atlanta Hawks ATL

-

Detroit Pistons DET

-

New York Knicks NYK

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Chicago Bulls CHI

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Toronto Raptors TOR

-

Golden State Warriors GSW

-

Orlando Magic ORL

-

Houston Rockets HOU

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Utah Jazz UTA

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Portland Trail Blazers POR

-

Cristiano, adicto al trabajo y a los récords

Cristiano, adicto al trabajo y a los récords

Cristiano es casi dos años y medio mayor que Messi.  En 2012, el argentino tenía cuatro Balones de Oro y el portugués uno. La gran pelea parecía haber tocado a su fin. Este jueves Cristiano marcó, se diría que casi a puerta vacía, el empate a cinco, sólo un día después de pasar a la historia como el único futbolista que ha anotado en todos los partidos de una fase de grupos de la Champions, principio de una cabalgada que puede llevarle a batir su propio récord de dianas en la competición (17, en la 2013-2014). Diríase que estamos ante un tipo casi atormentado por ser hoy mejor que ayer, por devorar sus récords y los de los otros. Por acabar siendo mejor aun siendo peor. Su éxito hay que buscarlo en un inconformismo patológico, en una resistencia casi enfermiza a la derrota. En eso es alma gemela del Madrid.

Cabría preguntarse en este punto si Messi, que tiene un don natural superior para el juego, en condiciones inversas, hubiera sido capaz de quitarle cinco Balones de Oro a Cristiano. Quizá no. Sentado frente a Ginola, en una habitación con vistas a la Torre Eiffel, Cristiano advertía de que no puede dejar de regarse el talento: “No se puede vivir el fútbol dos horas al día”.

A Cristiano le falta tiempo para el fútbol porque juega para él, para el Madrid, para Portugal y, sobre todo, para la historia. Cada partido es una ocasión irrepetible de hacer caja que no puede dejarse pasar. Cada minuto en el banquillo, incluso por recomendación médica, un día que no volverá. Por eso lleva ocho temporadas marcando más de 35 goles, por eso ha ganado cuatro Champions, por eso es The Best al cuadrado. Para hincarle de rodillas hay que cortarle las piernas, que diría Serrat.

0 Comentarios

Normas Mostrar