NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SIXERS 101 - SUNS 115

Booker se viste de Kobe Bryant para ganar en Philadelphia: ¡46!

En un duelo de estrellas de 21 años, el de los Suns se llevó el triunfo. Simmons jugó enfermo y acabó con 20 puntos, ocho rebotes, siete asistencias y seis robos.

Actualizado a
BOSTON, MA - DECEMBER 2: Devin Booker #1 of the Phoenix Suns looks on during the first half at TD Garden on December 2, 2017 in Boston, Massachusetts.   Maddie Meyer/Getty Images/AFP
 == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==
Maddie MeyerAFP

Palabras mayores, lo sé. Y más en Philadelphia, ciudad natal de La Mamba. Pero es lo que se le pasaba a uno por la cabeza mientras Devin Booker maltrataba a los Sixers en la segunda parte. La confianza para superar un 2/11 inicial (especial interés de la defensa local, como no podía ser de otra manera) y el talento para recordarnos por el camino ni más ni menos que a Kobe Bryant. 

Como a la leyenda de los Lakers, a Booker se le pone esa mirada. La del que sabe que en ese momento es imparable. Busca el balón en cualquier sitio, pide bloqueos cuando los necesita y anota con una variedad de recursos y desde una cantidad de posiciones que resulta prácticamente imposible de frenar. Cogió vuelo en el segundo cuarto después de su mal inicio en el tiro y ya dejó alguna genialidad, pero fue en la segunda parte y en especial el momento decisivo del cuarto cuarto cuando realmente se puso la careta de Bryant.

46 puntos totales (mejor marca de la temporada; segunda mejor de su carrera después de los famosos 70 en Boston), hasta 32 en la segunda mitad, los últimos 13 de su equipo y 19 de los últimos 22. Puro espectáculo. El grito de rabia tras un mate a la contra, los tres triples de los últimos minutos (uno ya sin bote, muy de Kobe, otro desde ocho metros...), las suspensiones de media distancia...

Ni los tapones de Embiid a Alex Len (va a tener pesadillas con él), ni los puntos de Redick ni la machada de un Ben Simmons que jugó enfermo, no salió de su casa en todo el domingo, y acabó con 20 puntos, ocho rebotes, siete asistencias y seis robos de balón. El futuro está en Philadelphia, pero también en la mirada kobebryantesca de Devin Booker (21 años, los mismos que Simmons y dos menos que Embiid). 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?