Temas del día Más temas

El Balón de Oro de los humildes

Quizás se pueden contar con los dedos de las manos, y es posible que sobre alguno, las veces que un rival ha sido más determinante que Messi jugando en el reino del argentino. El ‘10’ culé marcó ayer un gol, participó en otro y generó varias ocasiones claras. Una actuación más que destacada, pero ligeramente inferior a la del ‘10’ del Celta. Iago Aspas también anotó un tanto, regaló otro, tuvo en jaque todo el partido a la zaga culé y, además, se vació físicamente en favor de su equipo. Una actuación para el recuerdo en una plaza que se le había resistido hasta el momento. El moañés asaltó en enero el Bernabéu en Copa y en diciembre ha silenciado el Camp Nou. Entre una demostración y otra ha dejado un sinfín de exhibiciones.

Si se pusiera en juego un Balón de Oro entre los equipos humildes, en este 2017 se lo llevaría Aspas. Su verticalidad hizo brillar el arriesgado plan de Unzué. El navarro salió a jugarle al Barça sin ningún centrocampista defensivo y con dos puntas. Valentía con premio.