Los cocodrilos esperan en cuartos

Los cocodrilos esperan en cuartos

Portugal, Irán y Marruecos. Y después, el vencedor del grupo de Rusia, Uruguay o Egipto. Y hasta ahí puedo leer, sin presunciones ni grandes preocupaciones. Ni himalayas ni marías. España anda por encima de cinco de las seis mencionadas en el ránking FIFA, todas menos Portugal, eurocampeona y propietaria de Cristiano pero a la que aún le falta hacerse mayor para ser Brasil, Argentina, Alemania o Francia. Y en el grupo tampoco está la Chile de 2014, que en los dos años siguientes se proclamaría bicampeona de América. Era un equipo que estaba muy por encima de su historia, un lobo con piel de cordero. Así que encontraremos menos cocodrilos de los señalados en el mapa.

Se da por descontado que estaremos en octavos y tampoco parece obligatorio el liderato, porque el primer cruce será con Rusia, Uruguay o Egipto, que no figuran entre las grandes potencias, aunque siempre encierra una cierta dosis de veneno vérselas con el anfitrión. Y lo que venga después será ya altísima montaña: presumiblemente Argentina y Alemania, en cuartos y semifinales, por una vía; presumiblemente Francia y Brasil, por la otra. Ahí empieza el gran Mundial.

Y es que el sorteo resultó muy del gusto de la FIFA, con los encuentros de gala a partir de cuartos, sin canibalismo previo entre las potencias y con la mayoría de los favoritos con grandes posibilidades de supervivencia hasta entonces si no se tuercen en la fase de grupos. Todo apunta a un Mundial ortodoxo, con dificultades crecientes con el paso de las eliminatorias. Nosotros lo sufriremos e Italia lo mirará entre la envidia y el desconsuelo.

0 Comentarios

Normas Mostrar