BLAZERS 91 - BUCKS 103

El físico gana partidos para los Bucks; 51 de Bledsoe-Middleton

Los Bucks enseñaron su versión más peligrosa en Portland y se llevaron un partido importante. Ya están 7-3 desde que Bledsoe es titular.

0
El físico gana partidos para los Bucks; 51 de Bledsoe-Middleton
bucks/Twitter

Los Blazers entraban en el Moda Center tras ganar cuatro de sus últimos cinco en un gran road trip y también como la segunda mejor defensa de la NBA (con un impresionante 99,5 de rating defensivo). Y fue precisamente la defensa lo que ganó el partido, pero esta vez fue la de los Milwaukee Bucks.

Agresivos en los cambios, en las ayudas y en las salidas, los eternos brazos de la plantilla que encabeza Giannis Antetokounmpo fueron un problema imposible para los Blazers durante 48 minutos. Sacaron a los pequeños de la línea de tres puntos y, una vez dentro de la tela de araña, los brazos y las piernas de los de negro hicieron el resto: hasta 19 pérdidas locales provocaron los Bucks, 19 pérdidas que mataron a los Blazers.

En ataque, Khris Middleton y Eric Bledsoe fueron una pesadilla para los de Oregón. El base, que estuvo impresionante también atrás (son irregulares, pero qué bien ha encajado en el equipo), consiguió llegar una y otra vez al codo y desde allí se puso las botas. Mientras, el escolta aprovechó sus centímetros de ventaja contra el perímetro de los Blazers para anotar cuatro de sus seis intentos desde la línea de tres puntos. Entre los dos, 51 de los 103 puntos de los Bucks (25 y 26 respectivamente).

La polémica

Con los Blazers intentando una remontada improbable (hasta 24 abajo en el cuarto), los árbitros pitaron un par de faltas más que dudosas sobre Giannis Antetokounmpo que encendieron a la grada. Un tapón prácticamente limpio de Nurkic sobre el alero griego que acabó en personal enterró definitivamente a los locales: técnicas por protestar tanto para el pívot de los Blazers como para su entrenador Terry Stotts.

Antetokounmpo acabó con 20 puntos y tres tapones, Lillard y McCollum no pudieron deshacerse de la pegajosa defensa de los Bucks en todo el partido (33 durísimos entre los dos) y Nurkic lideró a los locales con 25 tantos y 11 capturas en el regreso de Aminu.