Sobre las certezas de Zidane

Sobre las certezas de Zidane

Las dudas son buenas. En cualquier ámbito de la vida resulta beneficioso no estar siempre seguro de todo lo que hace uno y es muy importante reflexionar antes de tomar una decisión. Sin embargo, cuando las dudas invaden demasiado la mente y el corazón, el riesgo es que se instale el inmovilismo o, peor, algo similar a la anarquía. Por ello un entrenador de fútbol debe construir su equipo basándose en algunas certezas. Y ahora que, con ocasión de este partido de Copa, vuelven Gareth Bale, Keylor Navas y Mateo Kovacic, conviene explicar lo que piensa el técnico francés de estos tres jugadores que, si se siguieran los criterios de la opinión pública, ya no estarían en el Madrid. O incluso nunca hubieran sido fichados por el club blanco. Enterándome del golpe duro que recibió Zizou al ser informado de la nueva lesión de Bale de hace dos semanas, me di cuenta una vez más de lo mucho que el míster aprecia al jugador galés. Y de que le necesita.

No sólo por lo que puede aportar a nivel individual sino también porque la BBC sin Bale ya no es la BBC y porque el técnico francés sigue creyendo en el 4-3-3 con esta tripleta de delanteros. Algo parecido pasa con Keylor, cuya ausencia se ha notado de forma muy sensible en las últimas semanas. Zidane tiene mucha fe en el portero de Costa Rica y nunca ha pedido que fichen a otro para sustituirle, incluso cuando la temporada pasada el tico pasó por una racha muy mala. Y si un día se le preguntase al míster galo el nombre de un futbolista ejemplar en todos los aspectos, es muy posible que dijese, sin dudar: “¡Kovacic!”.

0 Comentarios

Normas Mostrar