NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

JAZZ 121 - BUCKS 108

Ricky (11+7) recupera la alegría y Mitchell (24) brilla ante Giannis

Por segunda vez en lo que va de temporada los Jazz (18 triples, récord de la franquicia) ganan dos partidos seguidos. Se diluye el efecto Bledsoe en los Bucks.

Actualizado a
Ricky Rubio es presentado antes del Jazz-Bucks.
Ricky Rubio es presentado antes del Jazz-Bucks.GEORGE FREYEFE

Los Jazz se acuestan como equipo de playoffs tras el balsámico triunfo logrado ante los Bucks (121-108). Por segunda vez en lo que llevamos de temporada, Utah logra ganar al menos dos partidos seguidos (encadenaron tras victorias entre finales de octubre y principios de noviembre). Un 3-1 en sus cuatro últimos compromisos que refuerza la moral de un equipo alicaído tras la baja de Rudy Gobert. Al francés no se le espera, al menos, en las próximas dos semanas, pero el equipo está sabiendo sobrevivir sin él (4-4 de balance).

"No fuimos nada egoístas. Intentamos ayudarnos los unos a los otros en todo momento. Tenemos que compartir el balón. Mis jugadores lo sabían y eso es lo que hicieron", analizó Quin Snyder. El técnico se congratuló por las 31 asistencias repartidas por sus pupilos. Una marca que iguala su mejor registro del curso. Condenaron a Milwaukee con un gran movimiento de balón a partir del pick&roll y les castigaron con un formidable acierto exterior. El 18/32 en triples (52,6% de acierto) supone un nuevo récord histórico para la franquicia de Salt Lake City.

Una faceta en la que destacaron los dos máximos artilleros del equipo: Rodney Hood (21 puntos) y un inspiradísimo Donovan Mitchell. El novato estuvo formidable en el último cuarto y acabó con 24 tantos (6/10 en triples), 4 rebotes, 4 asistencias y 2 robos en su cuenta. Todo en 29 minutos de acción. El número 13 del último draft se gustó ante una joven estrella como Giannis Antetokounmpo con un reverso en el último cuarto. "Cuando estaba en la universidad ya le seguí. Lo que está haciendo y cómo domina resulta verdaderamente impresionante. Cuando logré hacer ese movimiento ante él no pude evitar sonreír. ¡Es un all star! Es divertido hacer una jugada así ante un jugador de su dimensión", comentó el gran protagonista de la noche.

Mitchell firmó su séptimo encuentro NBA llegando a la veintena, pero también hay que resaltar el gran trabajo de Derrick Favors en la pintura (16+6 y un tapón a dos manos ante The Greek Freak), la defensa de Sefolosha y la completa actuación de Joe Ingles (15 y 9 asistencias).

Tampoco desentonó Ricky Rubio. El español fue de menos a más para acabar jugando unos brillantes últimos minutos en los que se le vio cómodo y con alegría sobre el parqué. Dividió para encontrar a sus compañeros en las esquinas y lanzó, con acierto (4/5 en tiros y 2/2 en triples), cuando tuvo que hacerlo. Acabó con 11 puntos y 7 asistencias en el que bien podría ser su mejor partido en lo que llevamos de noviembre. Tras un inicio esperanzador que coincidió con un buen arranque de los Jazz, sus malos porcentajes en el lanzamiento le hicieron perder chispa y frescura en su juego. En las tres últimas noches registra un 13/25 en tiros con un 5/8 en triples. Esperemos que sea el aviso del regreso del mejor Ricky. Siendo positivos, los Jazz, y pese a su balance negativo (9-11) ocupan la octava plaza del Oeste. 

Problemas en los Bucks

Por su parte, Milwaukee parece perder fuelle tras la llegada de Eric Bledsoe. Del 4-0 ha pasado a perder tres de sus cuatro últimas citas y a situarse de nuevo fuera de la zona de playoffs en el Este con su 9-9. "Tenemos que ser más duros y esforzarnos más. No dejarnos llevar por la frustración", argumentó Antetokounmpo, cuyo 27+13+5 fue estéril ante la versión más animada de los Jazz.   

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?