Trump carga contra la NFL por algo que aún no ha hecho

Guerra Trump - NFL

Trump carga contra la NFL por algo que aún no ha hecho

Trump carga contra la NFL por algo que aún no ha hecho

GRANT HALVERSON

AFP

El POTUS ha puesto la venda antes de la herida en el caso de que la liga permita a sus jugadores quedarse en el vestuario en los actos protocolarios.

La guerra abierta por Donald Trump contra la NFL no cesa. Incluso cuando la liga ha decidido no responder a sus últimas acusaciones o referencias. Incluso aunque no haya ningún asunto de debate sobre la mesa. El Presidente de los Estados Unidos de América sabe que entre sus seguidores ha calado la idea de su cruzada contra la liga más poderosa del país y no desperdicia ninguna ocasión para atacarla. O, como el caso de hoy, si es necesario se inventa una razón para volver a poner en la palestra su batalla.

Porque Trump ha publicado un tuit en el que explica que la NFL está pensando en crear una norma que permite a los equipos permanecer en el vestuario durante la interpretación del himno norteamericano, y los actos protocolarios de homenaje a la bandera del país que preceden a todos los espectáculos deportivos de Estados Unidos, con el objetivo de limitar la imagen de sus jugadores protestando de rodillas o puño en alto, tan comunes en todos los partidos de la NFL ahora mismo.

Y, por supuesto, condena esa idea de forma tajante diciendo que es tan malo como arrodillarse, y preguntándose cuando el muy bien pagado comisionado de la competición, Roger Goodell, va a darse cuenta de que este problema está matando la liga.

Este es el tuit:

El problema es que no existe tal norma y, que se sepa, ninguna discusión al respecto, más allá de ideas peregrinas, opiniones de aquí y de alla, sin base real. Los cambios normativos en la NFL se ponen sobre la mesa en las reuniones de propietarios, tras haber pasado por varias comisiones encargadas de los diferentes aspectos de la liga (deportivos, reglamentarios, económicos, de marketing, sociales, de protocolo, traslado o venta de franquicias etc.) y, una vez en esa mesa, se vota la fecha en la que se someterá al criterio de los 32 dueños de franquicias. La próxima reunión es a principios de diciembre y nada ha trascendido al respecto de las protestas del himno.

En el caso de que la propuesta que critica Trump existiera ni siquiera estaría en los primeros pasos del proceso, ya que no es ni pública, y no se votaría hasta las reuniones de la próxima primavera, que es cuando los cambios reglamentarios serán sometidos a su validación, o no, definitiva.

Es más, en el último mes ha habido un acercamiento entre jugadores y propietarios en sucesivas reuniones, tanto informales como formales, para hablar en común del tema y todo lo que ha trascendido de esas reuniones es de respeto a las decisiones individuales y de entendimiento entre las partes.

La realidad, no obstante, no ha sido un obstáculo en la estrategia de propaganda que lleva a cabo Donald Trump. El jueves de Acción de Gracias es esencial en la cultura estadounidense y, en él, el football y la NFL copan el centro de atención. Era mucho esperar del Presidente de los Estados Unidos que no quisiera su cuota de protagonismo al respecto. Aunque sea inventándose una polémica de la nada.

0 Comentarios

Normas Mostrar