La noche de Clayborn: 750.000 dólares en un sólo partido

Atlanta Falcons

La noche de Clayborn: 750.000 dólares en un sólo partido

La noche de Clayborn: 750.000 dólares en un sólo partido

Jason Getz

USA TODAY Sports

El defensive end de los Atlanta Falcons tuvo la actuación de su vida frente a los Dallas Cowboys con seis sacks y eso le llevó a un pago extraordinario.

Hay días en que todo te sale bien. Supongo que todos hemos tenido esa sensación alguna vez. Que te pones a trabajar, o a lo que sea, y te notas "on fire" y ves que las cosas van cuadrando y encajando y no puedes fallar. No muchas veces, concedo, pero de eso alguna que otra vez he podido disfrutar. Lo que no ha llevado aparejado, eso no, es que me dan 750.000 dólares después.

A Adrian Clayborn sí. El defensive end de los Atlanta Falcons tuvo el partido de su vida el pasado domingo frente a los Dallas Cowboys, uno en el que le salió todo, en el que se vio por encima del bien y del mal y, para redondear el asunto, resulta que se ha ganado un bonus monstruoso.

Clayborn consiguió la increíble cifra de seis sacks. Es la segunda mejor marca individual en un sólo partido de la NFL. Sólo Derrick Thomas, linebacker de los Kasas City Chiefs, llegó a cazar siete veces a un quarterback en un encuentro; fue en 1990 y ante los Seattle Seahawks.

La anterior vez que alguien había conseguido seis sacks fue en el año 2007, cuando Osi Umenyiora de los New York Giants logró la cifra frente a los Philadelphia Eagles.

Clayborn nunca había pasado de dos sacks en un partido. De hecho, en los dos últimos años combinados sólo había llegado a 7,5 sacks en total y sólo ha conseguido seis en toda una temporada en su año rookie, en 2011, y jugando para los Tampa Bay Buccaneers.

¿Entonces? ¿Qué sucdió? Hay que echarle gran parte de culpa a left tackle de los Dallas Cowboys, Chaz Green. El suplente tuvo que jugar en el puesto que el titular, Tyron Smith, dejó. No sólo se trata de uno de los mejores de toda la NFL entre los jugadores de la línea ofensiva, sino que el propio Green y Jonathan Cooper tuvieron que cumplir en una posición que ni es la suya ni están acostumbrados a ella. Si sumamos que también faltaba Zeke Elliott, el corredor, y eso llevó a terceros downs largos, tenemos una mezcla que funcionó como tormenta perfecta.

Clayborn se embolsó los 750.000 dólares porque en su contrato había tal incentivo por superar los ocho sacks en toda la temporada. Si suma dos más, su bonus se irá a 1,25 millones de dólares. No lo tendrá tan fácil como contra los suplentes de la línea ofensiva de los Cowboys, eso seguro.

0 Comentarios

Mostrar