POLONIA 0-1 MÉXICO

Raúl Jiménez cierra con broche de oro el 2017 de México


México vs Argentina, cómo y dónde ver; horario y TV online

Gdansk (Polonia)
0
Raúl Jiménez cierra con broche de oro el 2017 de México
ERIC ALONSO MEXSPORT

La Selección Mexicana terminó el año con las mejores sensaciones posibles. El turbulento 2017 finalizó en Gdansk, a orillas del Báltico, con una meritoria victoria de 0-1 sobre Polonia, la actual número seis del ranking FIFA, entre el frío del clima y de la grada, despoblada de aficionados mexicanos. Raúl Jiménez, al 12', sentenció un partido dominado tácticamente por Tricolor, con mejor volumen, más estilo y mejor disciplina. Polonia, lastrado por las lesiones, no compareció sobre el césped.

México mostró sus intenciones con un centro de Guardado rematado por Jiménez y atajado por Szczesny. Acto seguido, Javier Aquino perforó la banda izquierda, desde la línea hasta el borde del área, y una serie de rebotes terminó con la pelota en el pie izquierdo del ariete del Benfica, quien descargó toda su furia sobre el arco polaco. El misil hizo temblar a Gdansk. Desde entonces, ambos equipos se cuidaron, acompañaron sin mayor arriesgue, se resguardaron con cautela, quizá para protegerse del frío, quizá para no forzar la marcha. Zielinski aportó el único halo de luz, con pases limpios en el medio del campo y un tiro alto. El mayor esfuerzo que hizo Corona al medio tiempo fue realizar los saques de meta. 

En la segunda mitad, el meta del Cruz Azul detuvo con los pies, con una atajada estilo hockey hilo, un intento de Rybus. No hubo más noticias de Polonia, que siempre se encontró con la resistencia de Araujo y Salcedo, que a veces defendían in-extremis. México, apagado por el frío, recuperó color cuando ingresaron Lozano, el héroe de Bruselas y el nuevo símbolo de la Selecicón; Govea, Vela y Oribe, autor de un cabezazo y un disparo bajo que acercaron al Tri al segundo tanto que nunca llegó. Así terminó el 2017 de la Selección. Y 2018 inicia con augurios mejores que el Tri. Europa le ha curado los males. Por ahora.