Los Saints alcanzan las seis victorias consecutivas

New Orleans Saints

Los Saints alcanzan las seis victorias consecutivas

Los Saints alcanzan las seis victorias consecutivas

Derick E. Hingle

USA TODAY Sports

El equipo de Nueva Orleans no tiene piedad de sus rivales divisionales, los Tampa Bay Buccaneers, en una demostración de football total.

Durante los años en los que los Saints eran constantes aspirantes a ganar la Super Bowl y, de hecho, la ganaron en una ocasión, fueron, de manera constante, top cinco en yardas terrestres en la NFL. El citado año del anillo, además, tenían una defensa hiperagresiva, oportunista, feroz, que les hacía un equipo completo que jugaba un football total.

Con un talento tan superlativo como Drew Brees en el puesto de quarterback, la tendencia natural les llevó a ser un equipo aéreo de esos que te sumaba 5.000 yardas de pase como cuento de risa pero, ay, veían de lejos a los que peleaban por el título. Por eso hace ya un par de años que han ido apostando por volver a recuperar el equilibrio, la carrera, la defensa y, con ellas, las victorias y el pánico como arma definitiva ante sus enemigos.

Y podemos decir que han acertado no sólo con la dirección sino también con los hombres y, por eso, son unas de las sensaciones del año.

Los New Orleans Saints han ganado seis partidos seguidos, que se dice pronto. Sólo los Philadelphia Eagles, con siete victorias consecutivas, tienen mejor racha que ellos. Su último rival han sido los Tampa Bay Buccaneers, a los que han añadido dos factores que siempre gustan: son rivales divisionales y les han inflingido una paliza, 10 a 30, en concreto. Racha gigantesca, enemigo casero, en su estadio y por aplastamiento. Todo en uno. Y en todos los ámbitos del juego.

Porque Alvin Kamara ya no puede ser una sorpresa. El fabuloso running back rookie corrió para 68 yardas en 10 carrera y cogió pases por valor de 84 yardas. Anotó un touchdown de cada una de esas dos maneras.

En el otro lado del balón, Marshon Lattimore siguió demostrando que es un cornerback élite aunque sólo lleve media temporada en la NFL. De hecho, sacó tanto de quicio a los Bucs que Jameis Winston, desde la banda en la que estuvo recluido en la segundo mitad debido a que se lesionó, y Mike Evans se enzarzaron en una pelea con él en la que ambos debieron ser expulsados, o al menos el receptor.

Los Bucs se quedaron en 200 yardas en ataque. El juego de carrera de los Saints pasó de 140 yardas. En Nueva Orleans vuelven a tener defensa y domino del reloj, del tempo, de las trincheras. No hacen falta heroicidades constantes de Drew Brees, y sobra con que siga siendo tan bueno como siempre sin necesidad de ponerlo todo sobre sus hombros.

Por eso llevan media docena de victorias seguidas, por eso van 6-2 y por son, con los Eagles y los Rams, uno de los equipos más impresionantes de la NFC.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© AS Mexico S.P.A.