Bulls
90
Pelicans
96
Finalizado

CHICAGO BULLS 90-NEW ORLEANS PELICANS 96

Portis acaba su sanción tras golpear a Mirotic: podría debutar

Los Bulls cayeron en la prórroga frente a los New Orleans Pelicans con otro gran partido de sus dos torres: Anthony Davis hizo 27 puntos y DeMarcus Cousins, 25.

0
Bobby Portis ante Cole Aldrich en una partido entre Chicago Bulls y Minnesota Timberwolves de la temporada 2016-17.
Brad Rempel USA Today Sports

Los Chicago Bulls perdieron su sexto partido de la temporada tras caer en la prórroga con los New Orleans Pelicans. A pesar de la derrota, y de los pronósticos hechos antes del inicio de la campaña, la franquicia de Illinois está ofreciendo una imagen digna, mejor de la esperada. "Son probablemente uno de los tres equipos que más se esfuerzan (y luchan) de la Liga en estos momentos", comentó tras acabar el partido DeMarcus Cousins. El pívot acabó con 25 puntos, dos menos que su compañero en la pintura, Anthony Davis. Ambos combinaron 52 tantos, 27 rebotes y superaron los 40 minutos de juego, máximos en Luisiana. Sin embargo, algo normal: Cousins es el líder de la NBA en minutos por partido con 37,8 y ala-pívot es décimo con 35,8. "Es una especie de catch-22 (una paradoja en la que intentar escapar hace que sea imposible hacerlo): ¿los quitas o tratas de ganar partidos y luego tratas de encontrarles descanso?", dijo Alvin Gentry sobre esa situación.

A pesar de su inferioridad, los de Hoiberg dieron la cara. Con Holiday de máximo artillero (18) y otro buen encuentro de Valentine (16), Chicago mantuvo el tipo en el último cuarto para conquistar una prórroga en la que claudicaron tras dos tiros libres de Cousins y un triple de Nelson. Markkanen encadenó su octavo encuentro con al menos dos triples (aunque no tuvo una buena serie, 2/11) y ya van ocho consecutivos para el rookie finlandés

El partido de Cousins y Davis

Portis finaliza su sanción

Bobby Portis ya ha cumplido sus ocho partidos de castigo por golpear a Nikola Mirotic, que sufrió una conmoción cerebral y varias lesiones maxilares, y podría debutar en la madrugada del martes al miércoles contra los Toronto Raptors. "Ha entrenado y eso (su entrada en la rotación) será discutido en los próximos días. Lo más importante es salir con todos los muchachos disponibles (...). Lo haremos saber en los próximos días (si jugará o no)", comentó Hoiberg sobre un tema de difícil encaje. Ni Portis ni Mirotic (según su entrenador está de buen humor y practica en la piscina) se han encontrado todavía porque la franquicia ha hecho malabares para que esto no suceda. Además, el ultimátum del hispano-montenegrino ("o él o yo") no aligera el drama. No hay muchas esperanzas de un feliz reencuentro.  

"Creo que Portis manejó la situación tan bien como pudo", subrayó Robin Lopez. "No sé exactamente qué va a suceder en el futuro con las rotaciones ni nada de eso, pero sé que está mentalmente preparado y estamos emocionados de tenerlo de vuelta". Las palabras del pívot han sido una dinámica en los Bulls: sin posición aparente por ninguno, siempre apoyando a los dos jugadores públicamente (Mirotic ha recibido mensajes de textos de sus compañeros). Aunque esto ha ocurrido con ambos fuera de la dinámica normal del equipo. Ahora, el escenario cambia con la activación del pívot.