Wilder, ante Stiverne en Nueva York con la mente en Joshua

BOXEO

Wilder, ante Stiverne en Nueva York con la mente en Joshua

Wilder, ante Stiverne el 4 de noviembre en Brooklyn.

AFP

Tras la victoria de Joshua ante Takam, Wilder defiende su cinturón frente a Stiverne. Si gana, la unificación sería el principal camino para ambos.

La semana de los pesos pesados sigue su curso. Este sábado Anthony Joshua (20-0, 20 KO) ganó por KOT a Carlos Takam, un combate en el que pecó de relajación, pero cumplió y ya pone sus ojos en un hombre, Deontay Wilder (38-0, 37 KO). El estadounidense completa los siete días mágicos de la categoría reina, lo hará este sábado en el Brooklyn y se enfrenta al aspirante oficial, Bermane Stiverne (25-2-1, 21 KO). Es un combate, a priori, más difícil que el que tenía Joshua, pero todo puede cambiar. El 'Bombardero de Bronce' llega más motivado, ya que sus críticos son mayores.

A Wilder siempre le acusan sus detractores de medirse a boxeadores de menor nivel, y justo a Stiverne es el único al no ha noqueado en su carrera. Muchos mantienen que ese combate debió ser diferente, por tanto, el campeón mundial por el Consejo Mundial de Boxeo (WBC, en inglés) llega con ganas de redención. Desde su lesión sólo ha hecho un combate, ganó a Washington, que llegaba invicto, pero se le notó la falta de ring. Por tanto, es una buena prueba para recuperar su mejor versión y enviar un mensaje a sus críticos y su rival ansiado, Anthony Joshua.

Stiverne por su parte no llega demasiado bien al combate. Desde que se enfrentó a Wilder (enero de 2015) sólo boxeó una vez más, en noviembre de ese año y lleva dos años sin competir. Un dato que con 39 años le puede pesar y mucho. Tiene dinamita, pero el boxeo del campeón es muy completo. Rápido, va al frente y tiene una pegada descomunal. Son las principales bazas de Wilder, es un bombardero y Stiverne buscará moverse, como en su primer pleito, sino lo hace y cruza golpes se verá inmerso en una guerra que no podrá ganar.

Wilder, ya piensa en Joshua

Pese a que no es un combate fácil el que tiene el sábado, mucho se ha hablado ya de su pelea con Joshua. El británico se dejó querer y algunos números ya comenzaron a filtrarse. Son 3 millones de dólares, más ingresos por televisión, lo que le ha ofrecido el manager de Joshua. Son buenas condiciones, pero a Wilder le preocupa otra cosa. "Si quieren esa pelea no tengo problemas, siempre y cuando el contrato diga que Joshua será el siguiente. Iré donde haga falta para demostrar que soy el mejor, iré a Ingleterra si hace fácil", apuntó. Ambos quieres el combate más esperado de los últimos años, sólo Stiverne lo impide. El sábado podría haber noticias. 

0 Comentarios

Normas Mostrar