MOTOGP | GP DE MALASIA

Márquez: "Estoy de acuerdo con lo que han hecho en Ducati"

Marc Márquez en Sepang.

FAZRY ISMAIL

EFE

El líder no tiene nada que reprochar al trabajo en equipo que han hecho sus rivales: "Son cosas que forman parte de nuestro trabajo".
Aparece el grito homofóbico

Sepang

Marc Márquez es de esas personas que prefieren ver la botella antes medio llena que medio vacía. En lugar de deprimirse por haber dejado escapar con su cuarta posición de Sepang su primera bola de título, valora que se va de la gira transoceánica con 21 puntos sobre Dovizioso y no critica la labor de equipo que llevó a cabo Ducati.

—A Valencia con 21 puntos sobre Dovizioso. ¿Se supone que tiene que estar contento?

Hombre, estoy muy contento, estoy muy contento. Sí que es cierto que hoy sabía que tenía la primera bola de partido, pero también era muy consciente de que con las condiciones que había en la pista y por cómo había ido todo el fin de semana por la ansia de ganar, por la precipitación, no podía tirar por el suelo todo lo que había construido hasta ahora, ¿no? Al final he salido en la carrera agresivo, intentando sacar un poquito más, pero a la vez consciente de que no podía tirar por el suelo todo lo construido y ha sido una carrera más para lo que espero construir en Valencia.

—¿Sigue teniendo la sensación de estar solo mientras que hay Ducati por todos lados?

Bueno, hoy Dani (Pedrosa) se ha rehecho un poco de sus sensaciones en agua y al final ha acabado quinto, pero ha habido mucha distancia entre las dos Ducati, Zarco y yo con respecto a los demás. Sí que es cierto que al final la suerte que tengo es que no dependo de nadie. Es cierto que he visto también que las dos Ducati iban más rápido que nosotros en este circuito y no podía alcanzarlos ni arriesgando. Sí que con Zarco me la hubiese podido jugar al final, pero no tenía sentido pues entendí cuando iba encima de la moto que era prácticamente lo mismo llegar a Valencia con 24 que con 21 puntos. Al final no cambiaba. Dovi tiene que ganar la carrera en Valencia.

—¿En el lugar de Lorenzo hubiese hecho lo mismo con Dovizioso?

Sí. Sí, porque al final a veces sobran las palabras. A veces dentro de un equipo se hablan cosas, pero al final son compañeros de equipo. Tú te estás jugando una carrera, tú compañero de equipo un campeonato, tu fábrica un campeonato y al final es completamente normal. Son cosas que en las carreras cuesta aceptar a veces, pero son cosas que forman parte de nuestro trabajo. (En inglés dijo: "Estoy de acuerdo con lo que ha hecho Ducati").

—¿Va a pedir esas órdenes de equipo en Valencia para usted?

No, porque dependo de mí mismo. La mejor orden de equipo es que Dani gane en Valencia y para eso pues tiene que dar el ciento por ciento. Es un circuito en el que siempre va muy rápido y puede que gane, así que intentaré hacer el fin de semana lo mejor que pueda, dando el ciento por ciento desde el FP1 hasta el warm up. Luego, en carrera, ver las condiciones que hay, si llueve o no, qué tal me he encontrado el fin de semana y allí pues salir y hacer mi carrera. No se trata de salir para ir a hacer el once, que es lo que me vale si no me equivoco o me fallan los números. (sonrisas).

—¿Entonces no hay que decir nada a Pedrosa?

No, de momento no. Como ya he dicho, no dependo de nadie en Valencia. Dependo de mí mismo y con lo que me quedo es que después de un fin de semana de los más difíciles del año he hecho cuarto en carrera, así que contento por eso.

—¿Qué característica de este circuito es la que le sienta tan mal?

Al final se me cruza. Yo creo que aquí se nota mucho el motor, se nota mucho la velocidad punta. Recuerdo que vine aquí en 2013 y 2014 e iba rápido en pretemporada y en carrera, pero sí que se nota mucho, mucho el motor. Por ejemplo, Dani aquí suele pilotar muy bien, fino, y aparte quieras o no aquí le corre muy bien la moto en la recta. Por mi estilo de pilotaje, quizás más agresivo, fuerzo más los neumáticos y eso me hace sufrir un poco.

—¿Le ha perjudicado la lluvia?

Perjudicar no lo sabes, a lo mejor hubiese quedado más atrás, nunca lo sabes, son sensaciones que tienes antes de la carrera y durante la carrera a veces es peor. Sí que me ha hecho pasar más nervios de lo normal el agua, simplemente porque es mucho más fácil cometer un error en agua que en seco y, quieras o no, soy humano. Hoy un pequeño susto era un gran susto encima de la moto, lo sentía todo. Iba más pendiente de que no patinara que de ir rápido y eso te hace perder unas décimas por vuelta, pero creo que he hecho lo que sentía en ese momento, que era sumar puntos para construir este camino.

—¿Este fin de semana sí que ha notado más la presión?

—Sí, bueno presión no, la presión de no fallar. Después de tener 33 puntos y ahora 21, soy yo el que puede perder el campeonato y Dovizioso sólo lo puede ganar. Es así. Yo voy líder, tengo una ventaja pero esto me hace estar más atento, intentar buscar mejor. Sí que es verdad que este fin de semana lo teníamos marcado como uno de esos que sufriríamos un poco y ha sido así, pero sufriendo hemos hecho cuartos y por ejemplo Dovi sufrió en Australia y acabó bastante más atrás.

—¿Cómo se siente ahora para llegar a la última carrera con el título en juego como en 2013?

Bueno, en 2013 fue bastante más apretado ya que tenía que hacer cuarto, era mucho más difícil y con mucha menos experiencia. Este año llego con 21 puntos, pero el hecho de llegar con 21 puntos no quiero que me dé un extra de confianza y un extra de relajación. Son 21 puntos, que son muchos, pero tengo que acabar la carrera. Tengo que intentar hacer un fin de semana bueno y también mantener la misma intensidad, aunque es difícil lo voy a intentar.

—¿Se le va a hacer larga la espera?

Está claro que si fuese la semana que viene, mucho mejor. Y si fuese mañana, pues también, pero al final viene bien llegar a casa y reflexionar. Con lo que me quedo de esta ruta asiática es que empezamos a 16 puntos y hemos salido a 21. Qué más quiero, en dos circuitos que sufría, Motegi y aquí, hemos aumentado la diferencia. Quedaban cuatro carreras y Valencia lo tengo marcado como uno de esos circuitos que me va bien normalmente, y también se gira a izquierdas, que eso me ayuda. Lo que no quiero es que todo esto me dé extra confianza, sino que hay que seguir con la misma tensión. Dicen que lo bueno se hace esperar y espero que sea así. Y delante de la afición siempre es algo especial.

0 Comentarios

Normas Mostrar