NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FUENLABRADA - REAL MADRID

“Tenemos la misma ilusión que en el Alcorconazo”

Rubén Sanz y Anuarbe (ahora en el ‘Fuenla’) estaban en aquel equipo. Fraguaron su amistad en el Alcorcón que humilló al Madrid en 2009.

Actualizado a

El ‘Alcorconazo’ fue un 27 de octubre. Hoy es día 26. Puestos a repetir paralelismos, no estaría mal repetir goleada...

Rubén Sanz: Es muy complicado. Una noche mágica como aquella es complicada de repetir. Que tú metas todas, que ellos no metan nada, que no falles ningún pase, que robes, que presiones… ¡Ojalá! Pero han pasado ocho años y noches como ésa no ha habido ninguna más.

¿Hay paralelismos entre este Fuenlabrada y aquel Alcorcón?

Rubén Anuarbe: Sí. La ilusión por hacer algo grande. Eso se huele en los entrenamientos, en el vestuario… Eso, éste equipo lo tiene. Pero como dice Rubén, aquello fueron unas circunstancias casi irrepetibles… Es que en el primer minuto a lo mejor habíamos tirado tres veces a puerta contra todo un Real Madrid.

Ustedes que ya han cocinado un sorpresón copero, ¿qué ingredientes hacen falta para llevarlo a cabo?

R.A.: ¡Que juegue Rubén Sanz! (Risas).

R.S.: ¡Díselo al míster, sí! (Más risas).

R.A.: Ahora en serio. Hace falta mucha presión y mucho orden. Que las ocasiones que crees cerca del área las metas. Que ellos no metan ninguna de las que tienen… Son muchas circunstancias.

R.S.: Te olvidas de lo que para mí era lo más importante: en Alcorcón éramos un grupo de amigos que teníamos muchísimo respeto por el rival. Afrontamos el partido sin mencionar la victoria. Sólo quisimos competir.

Disfrutar, vaya.

R.A.: ¡Claro! No te puedes tomar el partido como si fueras a eliminarlos. Sólo puedes disfrutar. Luego el partido va como va.

Y hacer sufrir al rival…

R.S.: Como en el Alcorconazo. Se les veía sobrepasados. Que ahora la gente pensará que pasaron de jugar. ¡Qué va! Pero es que nos salía todo bien. Se les vino el mundo encima.

En la vuelta, eso del miedo escénico en el Bernabéu fue una minucia para ustedes.

R.A.: ¿Cómo? ¡Madre mía! ¡Claro que había miedo! Llevábamos todos una cara de susto... Fuera, por ejemplo, la llegada del autobús fue espectacular. Con la gente insultándote. Esperándonos…. ¡Había miedo, había! Y también muchos nervios. Impresiona salir al Santiago Bernabéu, con el campo lleno…

R.S.: A más de uno se le subieron los gemelos como nunca. Esa presión hace que tengas más nervios, que lo lleves peor… Pero supimos dar la cara.

El Fuenlabrada lo ha ganado todo fuera de casa…

R.S.: ¡Pues ya está! ¡Juguemos los dos partidos en el Bernabéu!

Bueno, en casa el Real Madrid no termina de despegar. No sería mala idea.

R.S.: ¡Hay que tener los pies en el suelo! Somos un equipo de Segunda B con el objetivo de ascender. ¿Plantarles cara? Sí. Trabajaremos para minimizar al máximo las diferencias.

¿A Rubén Sanz le gustaría jugar unos minutos contra el Real Madrid como una especie homenaje? Ya tiene 37 años.

R.S.: El futbolista quiere jugar todos los partidos. Este año mi situación ha cambiado. No juego mucho. Pero entreno con la ilusión de jugar unos minutos cualquier partido. Ojalá se dé. Que pueda jugar unos minutos. Ojalá...

R.A.: Si quieres le digo yo algo a Calderón.

R.S.: Además, tú que quieres ser entrenador…  Te podías estirar un poquito.

¡No me diga! ¿Le tiran los banquillos?

R.A.: Sí. Ahora soy delegado del equipo después de colgar las botas, pero mi deseo es ser entrenador.

¿Qué le gustaría más en este partido? ¿Calzarse de nuevo las botas o sustituir un ratito al míster?

R.A.: ¡Al míster no le digo nada, no vaya a ser que me eche del banquillo! (Risas). Pues mira, como ya lo jugué, ahora me gustaría mirarlo desde otra perspectiva. Ojalá algún día pueda vivir un partido como éste, como el que viviremos contra el Madrid, desde el banquillo.

Por cierto, en los últimos años, casi todos los Segunda B que han sacado la bolita del Madrid en Copa les ha tocado ascender al final...

R.S.: ¡Yo firmo ahora mismo! Aunque nos metan un saco esta noche. Como ha dicho Rubén, el objetivo del club es crecer. Y eso pasa por crecer, por estar en LaLiga, en Segunda. Es lo más importante.

Foto de jugador
Rubén Sanz
  • centrocampista
  • España

De Alcorcón a Fuenlabrada

Rubén Sanz y Rubén Anuarbe no son compañeros. Son amigos. Fraguaron su relación en el Alcorcón que humilló al Madrid en 2009. Uno, Sanz, aún juega. El otro, Anuarbe, ya colgó las botas para ser el delegado del Fuenlabrada. Los dos sueñan juntos con poder repetir la gesta...
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?