Al Khelaifi declaró en Suiza: "No tengo nada que esconder"

FIFA | CORRUPCIÓN

Al Khelaifi declaró en Suiza: "No tengo nada que esconder"

Al Khelaifi declaró en Suiza: "No tengo nada que esconder"

FABRICE COFFRINI

AFP

El presidente del PSG declaró ante la Fiscalía suiza. Le acusa de corrupción en la atribución de los derechos de los Mundiales de 2026 y 2030.

No es por su cargo en el Paris Saint-Germain sino como director del grupo BeIN Media que Nasser Al-Khelaïfi ha declarado durante casi ocho horas en Berna (Suiza). El qatarí es considerado sospechoso por el Ministerio Público de la Confederación suiza (MPC) de "corrupción privada" hacia Jérôme Valcke, el ex secretario general de la FIFA, para asegurarse los derechos de televisión del mundial 2026 y 2030. Según la policía italiana, movilizada junto al fiscal de Berna en este asunto, Al Khelaïfi hubiera intentado corromper a Valcke dejándole “a su disposición” una casa en Cerdeña de un valor de 7 millones de euros. El día que salió públicamente esta información, sobre la investigación suiza, el 12 de octubre, Valcke dio una entrevista 24 horas más tarde a L’Equipe asegurando que “no recibí nada de Nasser”.

El MPC había previsto atender a Al Khelaïfi el mismo día que Valcke, pero el qatarí estaba en Doha ese día. En su ausencia, los investigadores registraron los despachos de BeIN Sports Francia cerca de París y, luego, lo convocaron para atenderle. Llegado el martes por la noche en Berna, el presidente del PSG y sus cercanos se mostraron optimistas sobre la posibilidad de demostrar su inocencia. “Está sereno y determinado”, afirmaron a L’Equipe fuentes cercanas al qatarí. Durante casi 7 horas, Al Khelaïfi contestó a las preguntas del MPC y compareció delante la prensa a las 18:15 horas de la tarde. “He venido a Suiza para dar mis explicaciones. He contestado a las preguntas, no tengo nada que esconder. Estoy disponible para el fiscal si quiere volverme a ver. He venido tranquilo, me voy muy tranquilo”, aseguró Al Khelaïfi. Uno de sus abogados, también se mostró muy optimista: “El ambiente era extremadamente sereno. Mi cliente pudo aportar aclaraciones importantes, sino decisivas para la investigación. Dentro de algunos meses, las modestas cargas, pero también el fantasma planetario, habrán acabado de agotarse en la dulzura del invierno helvético”, comentó Grégoire Mangeat.

0 Comentarios

Normas Mostrar