presentado por
Competición
  • Bundesliga
  • Euroliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Holandesa
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • NBA
  • Hoy en As
Euroliga
FINALIZADO
B. Munich MUN

77

Zenit San Petersburgo ZEN

69

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

89

Milan MIL

82

LaLiga Santander
Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Willem II Willem II WII

2

Liga Portuguesa
NBA
FINALIZADO
Miami Heat MIA

110

Los Angeles Lakers LAL

113

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

107

Houston Rockets HOU

130

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

116

New Orleans Pelicans NOP

109

FINALIZADO
Atlanta Hawks ATL

100

Indiana Pacers IND

110

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

114

Milwaukee Bucks MIL

127

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

73

Charlotte Hornets CHA

83

FINALIZADO
Utah Jazz UTA

114

Golden State Warriors GSW

106

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

117

Los Angeles Clippers LAC

124

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

101

New York Knicks NYK

103

And ‘The Best’ is: ¡Cristiano Ronaldo!

And ‘The Best’ is: ¡Cristiano Ronaldo!

El Madrid se dio una nueva ducha de gloria, ésta en Londres, donde la FIFA entregó su ‘The Best’, pretendida alternativa al Balón de Oro. La FIFA anda tiempo detrás de desbancar al veterano premio periodístico. Creó en principio su FIFA World Player, que vivió de 1991 a 2009. Luego, visto que el Balón de Oro seguía siendo el referente, se unió a él y trató de parasitarlo. Eso duró seis años y rompieron. El pasado año la FIFA volvió a la carga con nuevo nombre, ‘The Best’. Este curso lo mueve de fecha. Ya no es un premio al mejor jugador de un año natural, como el Balón de Oro y sus variantes ‘fiferas’. Ahora es al mejor de una temporada. Y se da en octubre.

Y fue Cristiano, claro, lo mismo que Zidane fue el mejor entrenador. Con mirada corta, la del inicio de temporada un poco apagado de Cristiano en goles y del Madrid en resultados, habrá quien no lo vea claro. Pero hablamos de la temporada 16-17, en la que el Madrid ganó LaLiga y la Champions, más Mundialito y Supercopa de Europa. Eso de agosto a agosto, sin contar las dos supercopas recientes, que no sé si entran. Proeza debida al temple de Zidane, a los goles de Cristiano (su ‘rush’ final en la Champions fue histórico) y al buen trabajo de tantos otros. El Madrid, con cinco en el equipo ideal, vuelve a ser la bandera del fútbol mundial.

O sea, Cristiano vuelve a ganar a Messi. Para muchos (escribo regresando de Barcelona) eso es sacrilegio. Pero el sacrilegio se repite con frecuencia. Uno cierra los ojos y piensa que no se puede jugar mejor de lo que lo hace Messi. Su don natural es prodigioso. Pero Cristiano nunca ha querido dar por perdida la batalla y sobre su ambición y sus goles (y asistencias, que año tras año da más que Benzema, cuenta que no sé si Zidane lleva, dicho sea sin ánimo de polémica) está construyendo el Madrid una nueva Edad de Oro. Sólo un tipo con una voluntad como la suya podía plantearse el loco propósito de discutirle el trono a Messi.