REAL MADRID 100-ARMANI MILÁN 90

El Madrid mete 100 con gran partido de Ayón

El Madrid capeó la exhibición ofensiva del Milán y rompió en el tercer cuarto con un parcial de 20-0. Gustavo Ayón tuvo 13 puntos.

Madrid
0
El Madrid mete 100 con gran partido de Ayón
Sonia Canada Getty Images

Desde el descenso emocional a los infiernos del jueves pasado, con un triunfo de prestigio ante el CSKA amargado por las lesiones de Kuzmic y Randolph, el Madrid suma tres éxitos de prestigio con un juego interior bajo mínimos, con solo dos pívots disponibles. Laso ha apostado por soluciones imaginativas, de nuevo con Radoncic y Maciulis de ‘cuatro’, y esta vez incluso Doncic, y sus jugadores le han respondido. El equipo se siente orgulloso de su trabajo. Se nota. Y su afición también. Ha sacado adelante, además, tres duelos dificilísimos sin saturar a sus principales.

Solo Doncic alcanzó los 28 minutos en otra demostración de clase infinita y de trabajo constante. Igualó su récord anotador (27 puntos) y batió el de valoración (41) tras sumar 8 rebotes, 5 asistencias, 3 robos (también marca personal) y 10 faltas recibidas. Lideró a la tropa local en los cuatro minutos mágicos del tercer cuarto, cuando el Real se disparó hasta el infinito con un 20-0 demoledor (del minuto 22 al 26), doce de esos tantos del esloveno. Dos acciones de dos más uno y luego cuatro tiros libres y una canasta tras una falta y una antideportiva seguidas de M’Baye. El ala-pívot francés era la solución de urgencia de Pianigiani para frenarle y Doncic lo resquebrajó: 74-60. Mas tarde echó a Theodore (cuarta falta y técnica).

El Madrid desconectó entonces, imposible no hacerlo un ratito después de nadar en una catarata de sensaciones, y el Armani llegó vivo al final agarrado a Goudelock y Gudaitis: 92-89, minuto 38. Causeur, Taylor y Campazzo sentenciaron desde la larga distancia. Enorme actuación de Campazzo, otra vez. Igual que Ayón con su precisión para el pase: 6 asistencias. No lo bordaron atrás como en días previos, pero su defensa asomó en la segunda parte para decidir. Limitó la racha exterior visitante y compensó el rebote.

El Armani Milán fue el colista de la pasada Euroliga y en esta lleva tres derrotas seguidas, pero aún oposita a revelación del curso. Perdió frente al CSKA después de dominar muchos minutos, llevó al Fenerbahçe a la prórroga y este martes en Madrid apretó a los blancos e hizo una buena demostración de talento individual. Al descanso llevaba 7 de 9 de tres, con Mivoc y Goudelock entonados, pero quizá su pieza más valiosa sobre el parqué era el prometedor Gudaitis, un pívot de 24 años de 2,08 que cotiza muy al alza. El lituano dominaba la zona y leía los espacios y las continuaciones. Gran movilidad y brazos largos para taponar y colgarse del aro una y otra vez. Mucho porvenir, pero a eso también le ganó Doncic. El Madrid es líder invicto. También en la Euroliga.