Pistons
86
Sixers
97
Finalizado

PISTONS 86 - SIXERS 97

Embiid (30) y Simmons (21+12+10) dan la primera a los Sixers

Ambos capitanearon la toma de Detroit. Van Gundy: "Asumo la culpa por lo de Simmons. No teníamos un buen plan para frenarle".

0
Reggie Jackson no pudo con Ben Simmons.
Rick Osentoski USA Today Sports

¡Primera victoria de los Sixers! El equipo de Brett Brown se estrenó en Detroit gracias a los sobresalientes actuaciones de Joel Embiid (30 puntos y 9 rebotes tras perderse el partido anterior en Toronto), clave para mantener a raya a los locales en los instantes finales, y Ben Simmons, quien firmó su primer triple-doble (21+12+10) en su cuarto partido en la NBA. El australiano, número 1 del draft 2016, se convierte así en el tercer jugador en la historia de la Liga que lo consigue en sus cuatro primeros duelos como profesional tras Oscar Robertson y Hambone Williams. "Es fantástico lograr un triple-doble, pero al mismo tiempo es aún mejor ganar un partido", explica al alero reconvertido a base.

Simmons no es un buen tirador, pero está sobrado de recursos y talento para anotar y encontrar a sus compañeros en la mejor posición posible. En un inicio de curso algo gris para el equipo de El Proceso, él ha sido la mejor noticia. En todos y cada uno de sus partidos ha logrado dobles figuras en dos apartados estadísticos distintos, algo que no se veía en un novato desde Shaquille O'Neal. Sus 17 puntos (con un 49,1% en tiros de campo), 10,8 rebotes, 7 asistencias y un robo de promedio le convierten en uno de los grandes favoritos a alzar el Rookie del Año. Quien sí parece estar más verde es el número uno de este año. Markelle Fultz tuvo otro partido discreto saliendo desde el banquillo, aunque en esta ocasión le ahorraron el calvario de tener que ir a la línea de tiros libres.

Detroit estuvo a remolque en todo momento. Stan Van Gundy lamentó la poca concentración de los suyos al inicio del partido, aunque entonó el mea culpa a la hora de hablar sobre el partido de Ben Simmons: "Asumo la culpa de su buen partido. No quiero decir que mis jugadores podrían haber hecho mejor las cosas, pero no tuvimos un buen plan para frenarle".