Bucks
103
Hornets
94
Finalizado

BUCKS 103 - HORNETS 94

Antetokounmpo (32+14+6): inicio más completo de la historia NBA

El griego acumula 147 puntos, 43 rebotes y 21 asistencias en los 4 primeros partidos. Los Hornets se apagaron al final.

0
Giannis Antetokounmpo defiende a Frank Kaminsky.
Stacy Revere AFP

En el capítulo de barbaridades de hoy tenemos que hablar, cómo no, de Giannis Antetokounmpo. En la victoria de los Bucks ante los Hornets (103-94), el griego volvió a salirse al firmar 32 puntos (11 en el cuarto decisivo), 14 rebotes, 6 asistencias, un robo y 2 tapones. Una hoja estadística de escándalo, pero que ya no nos dice nada. Este angelito de 22 años nos ha malacostumbrado. No en vano, según NBA Stats ningún jugador a lo largo de la historia acumula sus números tras los cuatro primeros partidos de la temporada: 147 puntos (36,75 de promedio y solo ha convertido un triple), 43 rebotes (10,75) y 21 asistencias (5,25). Un inicio tan completo que nunca antes se había visto.

Pero por su fuera poco, acompaña estos números con un porcentaje de un 65,9% en tiros de campo (dato tremendo para quien lanza a canasta más de 20 veces por noche), 2,25 robos y un tapón. Ha sido nombrado mejor jugador de la semana en la Conferencia Este. Y como siga a este nivel, se va a llevar de calle el MVP. Un galardón que en la historia de la franquicia de Wisconsin solo ha logrado (en tres ocasiones) Kareem Abdul-Jabbar. En una de aquellas tres temporadas, la de 1970-71, Kareem protagonizó también el arranque más anotador jamás visto en los ciervos con 146 puntos. ¿Adivinan el qué? Exacto, Giannis ha batido su plusmarca.

Asusta por su potencial, físico, brazos interminables, talento, manera de entender el juego y porque a campo abierto nadie le puede frenar. Nadie. "Es una pesadilla para cualquiera", resume su compañero Khris Middleton (20+6+3), clave en el parcial de 9-0 con el que se cerró el encuentro en los dos últimos minutos. Los 5 triples de Teletovic también resultaron fundamentales en el tercer triunfo de los de Kidd. Pero se hace difícil no seguir hablando de él.

Sobre todo cuando los compañeros y rivales no cesan de alabarle. "Jugamos el viernes, así que el sábado empezamos a ver el partido de Milwaukee (en el que Giannis logró su tope anotador) y comenzamos a disfrutar de su grandeza. No es solo su tamaño y físico, sino que tiene una energía y pasión por el juego que hace que sea divertido verle jugar", explica Steve Clifford, el último entrenador en sufrirle. Sus Hornets (en los que hay que destacar los 22 rebotes de Howard y el gran partido de Kaminsky desde el banquillo) siempre estuvieron metidos en el duelo y llegaron con opciones hasta que se apagaron por completo en los últimos 185 segundos para la conclusión. Así complicado ganar. Y más si enfrente tienes a Giannis Antetokounmpo.