Los laterales poco reconocibles del Madrid

Los laterales poco reconocibles del Madrid

Desorden en las alas. El trompicado inicio del Madrid, arraigado en su pelea con el gol y en sus equivocaciones defensivas, señala la desorientación de los laterales en ambas fases del juego. Ante el Eibar les corresponde dar un paso al frente.

La figura de Marcelo. Nunca se le han atribuido al brasileño grandes cualidades en campo propio, contrarrestada su flaqueza por su indisimulado talento en ataque. Este curso anda lejos de ofrecer sus habituales prestaciones ofensivas y queda poco rastro de su trascendencia. Sólo ha puesto 12 centros buenos de los 55 que ha intentado y promedia más de 18 pérdidas por encuentro.

A mejorar. Si a Marcelo no le afecta el régimen de rotaciones de Zidane, en beneficio de Theo, le toca reconquistar su condición de falso extremo y poner freno a sus distracciones en la marca. No cerró su banda contra el Getafe y el Tottenham. Los dos goles que recibió el Madrid llegaron por ahí.

Impulso de Achraf. Se presiente una nueva presencia del canterano blanco, en manifiesta progresión cada partido que completa y del que todavía se espera una actuación rompedora. Estuvo poco exigido en defensa y se proyectó con arrojo por el costado derecho en sus dos últimos partidos. Le faltó, sin embargo, pulso en los centros al área contándose sólo uno como bueno (el balón que acabó en remate de Cristiano al poste frente al Tottenham). Juncá saldrá a su avance.

El Eibar, sin diente. El limitado alcance ofensivo del equipo de Mendilibar (tres goles en LaLiga) le puede conceder cierto alivio a los laterales del Madrid. No atraviesa un momento de abundancia futbolística el conjunto armero, que añora a Pedro León, y en el que Sergi Enrich y Kike apenas afrontan duelos con ventaja. El Eibar sí recobró su consistencia contra el Deportivo.

Cambio de sistema. Mendilibar dio una vuelta al once tras haber encajado 13 goles en los tres encuentros anteriores y dispuso una defensa de cinco que robusteció su organización atrás. Repetirá en el Bernabéu con el propósito de cercar la portería de Dimitrovic (17 tantos en contra en total).

El arranque. El Eibar podría imitar el guión del Camp Nou, donde complicó al Barça al principio hasta que se desplomó de golpe (6-1). Se destapará por los carrileros y bajo la calidad de Inui, presumible titular, y las sacudidas de Sergi Enrich.

0 Comentarios

Normas Mostrar