Zidane está a tope con Benzema

Zidane está a tope con Benzema

Lineker estuvo grosero el otro día con Benzema, cuando tuiteó que vender a Morata al Chelsea y quedarse con Benzema era una cosa de locos, o poco menos. Ayer, Zidane salió en favor de su delantero con un énfasis poco habitual. Sostuvo que es el mejor de todos (en esa posición, se entiende, no creo que ese todos incluya a Messi y Cristiano) y que si no marca sesenta goles, marca treinta y da sesenta. Hay exageración en ello, desde luego, los datos no son exactamente así. Pero se explica el vigor de la defensa por lo que duele la crítica-burla procedente de un brillante ex delantero centro como Lineker.

Benzema no mete todos los goles que se podría esperar del ‘nueve’ del Real Madrid. En eso hay acuerdo. Pero juega mejor que otros que marcan más goles que él, y ese jugar mejor no habla sólo de elegancia en sus maneras, también de utilidad de su juego para adivinar o abrir rendijas en defensas cerradas. Es frecuente que se le eche de menos si no está. Como es frecuente que se deploren los goles que se le escapan, como ocurrió el pasado martes frente al Tottenham en Champions. Y habrá que reconocer que si además de todo lo que hace marcara más goles, eso no le desmerecería, sino todo lo contrario.

El otro día lo expresaba muy bien en nuestra última página Elías Israel. Para algunos es un ‘nueve y medio’, como llaman en Argentina a esos jugadores que son mitad ‘nueve’, mitad ‘diez’, entendido esto como media punta con visión del pase; para otros, Lineker entre ellos a lo que se ve, no es un nueve y medio, sino medio nueve. A Zidane le gusta el francés, es evidente, hasta le ha permitido ciertos episodios de sobrepeso. Y hace bien en defenderle. Pero nada puede defender a Benzema con la misma fuerza con que le pueden defender sus propios goles. Se quiera o no, del nueve siempre se va a esperar eso.