Más escándalo en la gimnasia: Maroney denuncia abusos

GIMNASIA

Más escándalo en la gimnasia: Maroney denuncia abusos

McKayla Maroney

RONALD MARTINEZ

AFP

Un día después de que Gutsu acusara a Scherbo, otra campeona olímpica se une a las voces en contra del polémico médico Larry Nassar.

Si el martes la gimnasta ucrania Tatiana Gutsu (oro olímpico en Barcelona) acusaba en Facebook al bielorruso Vitaly Scherbo de haberla violado en el transcurso de los Mundiales de Gimnasia Artística de 1991, este miércoles ha sido otra medallista olímpica de la gimnasia, Mckayla Maroney (oro por equipos en Londres) la que ha acusado vía Twitter al antiguo doctor de USA Gymnastics, Larry Nassar, de haber abusado sexualmente de ella

Maroney dice que los abusos se produjeron desde que tenía 13 años, cuando acudió a una concentración del equipo estadounidense de gimnasia. Desde entonces y hasta que dejó el deporte, en febrero del año pasado, Maroney dice haber sufrido constantes vejaciones por parte de Nassar: "Siempre aprovechaba la ocasión para abusar de mí, donde y cuando fuera", relata la estadounidense en declaraciones a USA Today. Además de Maroney, hasta 140 expacientes más le acusan y se enfrenta a 33 cargos por delitos sexuales en Michigan después de declararse culpable de poseer pornografía infantil en julio. Si se le encontrase responsable de todo lo demás, podría cumplir entre 22 y 27 años de prisión.  

Maroney fue doble medallista olímpica, de oro y plata, en Londres 2012. Obtuvo sus preseas en la competición por equipos y el potro, respectivamente. Un sueño al que le costó un enorme sacrificio llegar, y no sólo en esfuerzo y dedicación. También en horas pasadas junto a Nassar. Un año antes, en los Mundiales de Tokio, cuando tenía 15 años, Nassar le dio una pastilla para dormir. "Lo siguiente que recuerdo es estar sola con él en su habitación del hotel recibiendo un 'tratamiento'. Creía que moriría esa noche", rememora Maroney. 

Nassar trabajó para USA Gymnastics durante 20 años y cuatro Juegos Olímpicos. Le despidieron en el verano de 2015 después de recibir una queja por abusos en su contra , pero no se avisó al FBI hasta cinco semanas después y las acusaciones no se hicieron públicas hasta que, en el último año, dos exgimnastas contaron en el Indianapolis Star cómo había abusado de ellas en supuestos "tratamientos " en los 90 y principios de siglo. Ahora ya se sabe, a falta del veredicto de los jueces, que un monstruo puede haber habitado la gimnasia estadounidense en los últimos 20 años. 

0 Comentarios

Normas Mostrar